Xoloitzcuintle, el mejor compañero de viaje para las almas

Enfoque Noticias
Agencias
  • México.- Para los Mexicas, la muerte marcaba el inicio del viaje hacia el Mictlán, en el que las almas de los difuntos atravesarían nueve niveles para llegar ante Mictlantecuhtli (El señor de los muertos) y ofrecerle obsequios.

    En este viaje, los lomitos mexicanos acompañarían a sus amos como guías y protectores durante su recorrido en el Mictlán, por ello en los entierros prehispánicos se acostumbraba sepultar a los difuntos acompañados por sus perros.

    Varias son las leyendas y creencias en torno al Xoloitzcuintle. En el libro “Muerte al filo de obsidiana, Los nahuas frente a la muerte" , Eduardo Matos Moctezuma recopila una historia en la que se relata la muerte de una anciana que regresó a la vida y platicó su experiencia.

    En la narración explica que “fue con su misma figura rumbo a un río muy grande con aguas revueltas y terrosas. Ahí estaba el perro que había muchas veces corrido de su casa” al que le pidió ayuda para cruzar, pero éste se la negó por los malos tratos recibidos diciéndole “No te puedo llevar, fuiste mala conmigo, te quedas a vagar por ahí en tu barrio, a caminar por las chinampas, alma en pena serás”

    Los Xoloitzcuintle son los mejores compañeros de viaje para las almas, además de que son un símbolo de identidad nacional por su misticismo y relevancia para la cultura mexicana.

Categoria: