Urge que gobierno de la CDMX reconozca operación de cárteles en su territorio: Semáforo Delictivo  

Sergio Perdomo, reportero
  • México.- Ante el incremento de delitos de alto impacto en el país como los homicidios dolosos, extorsiones, y secuestros, es urgente un cambio en la estrategia de seguridad nacional y que autoridades locales; en particular el gobierno de la CDMX reconozca que en la capitalina opera el crimen organizado, demandó el director del Semáforo Delictivo, Santiago Roel

    En conferencia de prensa, el fundador de dicha organización, informó que a nivel nacional, 72 % de estos homicidios son ejecuciones del crimen organizado, pero hay estados donde se rebasa el 80% como Guanajuato, Nayarit, Veracruz, Baja California Sur, Colima y Michoacán. "Esto es indicador muy preciso de que la violencia de alto impacto se ha incrementado radicalmente, se ha extendido a todo el país y donde la autoridad ha sido totalmente rebasada" sostuvo Roel al hacer un llamado al gobierno federal a cambiar su estrategia de seguridad federal y suspender "El Plan Mérida" que es el responsable de la violencia y ejecuciones en México , ya que La Paz -dijo- se construye con estrategias de paz y no de guerra.

    Por otra parte, calificó de "perversa" la postura del gobierno capitalino de no reconocer que en la ciudad operan los cárteles.

    "Lo que está sucediendo en la CDMX es lo mismo que ha sucedido en la mayoría de los Estados de la República" sostuvo al señalar qué tal parece que la autoridad vivir en "Disneylandia".

    Los datos de la organización muestran que en el caso del homicidio se ha presentado un incremento constante desde enero. En el primer mes del año se reportaron mil 930 crímenes; en febrero, mil 825 y en marzo, dos mil 20, para sumar cinco mil 775 asesinatos, cifra superior a los cuatro mil 460 registrados en el primer trimestre de 2016.

    Los estados con más muertes dolosas en los tres primeros meses del año son Guerrero, 550; Estado de México, 478; Baja California, 409; Chihuahua, 384; Veracruz, 372; Sinaloa, 344; Michoacán, 338; Jalisco, 291 y Guanajuato 262.

    “El 60% de los homicidios que se han cometido en estos tres meses están concentrados en nueve estados Guerrero, Estado de México, Baja California, Chihuahua, Veracruz, Sinaloa, Michoacán, Jalisco y Guanajuato”, explicó Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo.

    Según las cifras presentadas por Semáforo Delictivo, el 75% de los homicidios en el primer trimestre del año fueron cometidos por el crimen organizado en las 32 entidades federativas del país.

    En Baja California Sur los homicidios relacionados con el crimen organizado representan un aumento del 682%. Le siguen Colima, Guerrero, Baja California, Sinaloa y Chihuahua.

    “Es muy probable que México termine este año, el 2017, con una tasa de 20 homicidios por cada 100 mil habitantes. Andamos cerca de los peores años, vamos para allá”, dijo Roel.

    En secuestro, Tamaulipas, Veracruz, Estado de México, Tabasco y Zacatecas son las entidades con la mayor tasa de incidencia del país, ya que en conjunto concentran el 47%.

    El director del Semáforo Delictivo, Santiago Roel, aseguró que el aumento de la inseguridad en el país puede ser mayor a los niveles registrados en 2011, año donde se presentó más incidencia delictiva del país en los últimos años.

    Según la organización, uno de los factores que ha originado el incremento es que la política del gobierno se ha centrado en la captura de líderes de grupos criminales, lo que ha llevado a una atomización de los cárteles.

    “Es la misma estrategia y peligrosa que desde 2006 estamos viviendo.”

    En el país no sólo existe un grave deterioro en los niveles de seguridad, sino que este 2017 será el peor año, comparado con 2011, afirmó el director de la organización no gubernamental.

    El director de Semáforo Delictivo indicó que la estrategia de seguridad “ha sido un fracaso rotundo” y afirmó que “es muy peligroso insistir en más de lo mismo, porque es una estrategia fallida”.

    Desde 2007 el método para combatir el crimen organizado ha sido “atrapar capos de diferentes cárteles de la droga y esto no resuelve, sino que a veces complica” las cosas, porque, dijo, “se crea más tensión entre los propios grupos. Se dividen los grupos, se crea más guerra”.

    Indicó que la propuesta de su organización es “atrapar el negocio del mercado de drogas”, pero señaló que las autoridades han evadido el tema “y seguimos ciegamente con el Plan Mérida, impuesta por los norteamericanos a México en una estrategia muy boba para culparnos a nosotros del gran fracaso en el manejo de las drogas en Estados Unidos”, señaló.

    Mencionó que en el país sí ha habido algunas buenas estrategias en el combate a la delincuencia “como el Sistema Penal Acusatorio, Fiscales Independientes, mejorar las condiciones a la policía”, pero aclaró que “todo esto puede funcionar muy bien siempre y cuando primero se regulen algunas drogas”.

    De lo contrario, indicó, se continuará con el mercado negro que “no nos deja avanzar. Nos crea una violencia y una corrupción de alto impacto donde nos colapsa a las autoridades locales, estatales y a veces hasta las federales”.

    Indicó que el Estado necesita regular “el cultivo de la amapola con fines médicos y el cultivo de la mariguana con fines médicos y recreativos”. Estos dos temas dijo ayudarían “a bajar cuando menos un 70 por ciento a la violencia en el país”.

     

     

     

     

     

     

Categoria: