Urge cambio en la estrategia de seguridad del gobierno federal, a fin de quitarle el control al crimen organizado: Expertos

Enfoque Noticias
Jorge Sánchez
  • México.- La crisis de violencia, inseguridad e impunidad que prevalece en el país, irá en aumento, si el gobierno federal, no cambia su estrategia de “Abrazos No Balazos”; que ha derivado en la pérdida de más de cien mil millones de pesos de su Programa de Prevención del Delito, alertan expertos en seguridad Nacional.

    Durante la presentación del Estudio los municipios más violentos del país, José Antonio Ortega Sánchez, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública, sostuvo que la estrategia de seguridad del gobierno federal, ha fracasado rotundamente al permitir que el crimen organizado controle gran parte del territorio nacional, y la mayoría de los delitos y violencia continúen impunes.

    “En esta política errónea se han tirado a la basura más de 100 mil millones de pesos. Ante su estruendoso fracaso, la política de prevención social del delito debe ser abandonada y en su lugar simplemente hay que aplicar la ley contra quien delinque. Es vital abatir la impunidad, aumentar las sentencias condenatorias, ejecutar todas las órdenes de aprehensión e investigar y judicializar todos delitos” demandó Ortega Sánchez.

    Por su parte, el Coronel retirado del Ejército Mexicano, José Herrera, sostuvo que es un error permitir la politización de la seguridad, se requiere -dijo- de líderes verdaderos que piensen y pugnan por el bien de la sociedad.

    De acuerdo al Ranking de la violencia en los municipios 2020,  Zamora, Michoacán fue el más violento del país con 111.84 puntos, el cual más que cuadruplica el promedio nacional de 25.02 puntos. El segundo municipio más violento fue Manzanillo, Colima (90.19 puntos) y el tercero fue Salamanca, Guanajuato (87.12 puntos).

    Asimismo, de los municipios de 100 mil o más habitantes, en 2020 el que tuvo la más elevada tasa de homicidios fue Zamora, Michoacán, con 181.10 por cada 100 mil habitantes. La tasa de Zamora es casi ocho veces la nacional (que fue de 23.62). En segundo lugar figuró Manzanillo, Colima, con una tasa de 143.96 homicidios por cada 100 mil habitantes y en tercer lugar Salamanca, Guanajuato con una tasa de 115.21.

    Respecto a la totalidad de los municipios (2,463), el municipio más violento del país fue Doctor Coss, Nuevo León con 947.79 puntos, casi 38 veces la media nacional. Esto es resultado de haber tenido una tasa de homicidios dolosos de 1,691.18 por cada 100 mil habitantes (23 homicidios para apenas 1,360 habitantes), tasa que es 71 veces más alta que la tasa nacional promedio de homicidios. Y esto, a su vez, es resultado de la disputa entre grupos criminales en el adyacente municipio de Miguel Alemán, Tamaulipas.

    De los 2,463 municipios del país 565 (22.94% del total) tuvieron un índice de violencia superior al nacional. De esos 565 municipios, Baja California tiene al 100% de sus municipios (5 de sus 5), Colima tiene al 90% (9 de sus 10) y Guanajuato al 69.57% (32 de sus 46). Son pues estas las entidades con mayor número de los municipios más violentos del país. En estos estados lo que más pesa son las tasas elevadas de homicidio, secuestro y violación.

    El análisis resalta que el Estado de México tiene a la mayoría de los municipios de mayor incidencia en los delitos de lesiones dolosas, robo con violencia y extorsiones.

    RM

Categoria: