UNAM logra rehabilitar memoria de adultos mayores que padecen de Enfermedad Vascular Cerebral

Enfoque Noticias
NTMX
  • México.- Con un programa de entrenamiento computarizado, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ayuda a rehabilitar la memoria de adultos mayores con Enfermedad Vascular Cerebral (EVC).

    De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en 2017 esta enfermedad fue la primera causa de discapacidad y la segunda de muerte y demencia en adultos.

    Laura Elisa Ramos Languren, académica de la Facultad de Psicología, dirige el proyecto que busca revertir los daños a la memoria de adultos mayores con esta afección y mejorar su funcionalidad.

    Las tareas del entrenamiento computarizado están diseñadas para trabajar la memoria de personas con una EVC con la finalidad de que puedan mantener su atención en algo específico.

    Para el entrenamiento computarizado los expertos diseñaron un programa y concretaron los parámetros de evaluación en pacientes, detalló la UNAM en un comunicado.

    “Primero hacemos pruebas de tamizaje a los pacientes para saber si no tienen deterioro cognitivo o daño neurológico severo; después medimos ‘potenciales evocados’ que justamente se evocan a partir de un estímulo a través de una serie de imágenes que se presentan y en las que se debe identificar una que no es frecuente”, puntualizó Ramos Languren.

    Hasta el momento se han evaluado 34 pacientes del Instituto Nacional de Rehabilitación, de entre 61 y 71 años, mismos que han presentado un progreso con el entrenamiento cognitivo.

    Sin embargo, refirió que aún falta realizar análisis electrofisiológicos para saber qué pasa con su bioquímica y sus enzimas de estrés oxidante, pues cuando hay un evento vascular cerebral este proceso se acelera mucho más. “Quizá con esto podamos tener un referente de lo que ocurre y mejorar sus condiciones”, comentó.

    La Enfermedad Vascular Cerebral es considerada un problema de salud pública que se puede presentar después de los 45 años de edad, con una prevalencia de 11 por ciento en personas de 55 a 65 años.

    Se trata de una alteración en las neuronas provocada por la disminución del flujo sanguíneo al cerebro, cuyas secuelas son distintas dependiendo del área afectada y pueden ser desde dolor, picor, hormigueo y ardor hasta parálisis, dificultad para hablar, disminución del campo visual e incluso problemas para controlar las emociones.

Categoria: