*

Toma de protesta de AMLO genera gran expectativa para pequeños agricultores

Juan Enrique Velázquez, reportero
Enfoque Noticias

Foto: Archivo 

  • México.- Durante su toma de posesión como Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador generó una gran expectativa para el sector de pequeños agricultores, aseguro el secretario general de la Alianza Campesina del Noroeste.

    Sin embargo, Raúl Pérez Bedolla, advirtió que, si no hay un cambio en la política pública y si no llegan los apoyos a tiempo, la gente ya no nos va a esperar. Ellos van a ir a las súper delegaciones o vendrán a la Ciudad de México a reclamar lo que, por derecho y justicia, les corresponde.

    El dirigente de ALCANO dijo que la actuación del político tabasqueño será un termómetro para disminuir las protestas campesinas, las cuales en este año reportaron un aumento considerable por movilizaciones, plantones y cierre de calles, principalmente en la Secretaría de Agricultura.

    Indicó que hasta octubre se tenían contabilizadas 82 manifestaciones en Sagarpa y 48 cierres a la dependencia por parte de diversas organizaciones de agricultores.

    Por ello, de aquí para adelante como el presidente Andrés Manuel López Obrador dice “…amor con amor se paga”, esperan la primera muestra del gobierno de AMLO en el ajuste de presupuesto hacia los pequeños productores de México.

    Aclaró que esos agricultores le van a corresponder si no está el apoyo y entonces seguirán las marchas.

    “Nosotros como organización nos movilizamos poco, pero si no se ajusta la política ya no vamos a poder contener a la gente entonces se van a sumar más a la protesta y a la demanda”.

    En la medida que esta orientación del presupuesto sea real y se les quiete el privilegio a los grandes agroindustriales para que ese recurso se reoriente, habrá buenos resultados, así como que los pequeños productores tengan reglas de operación factibles, que se atienda a la base productiva del campo y, por tanto, en ese mismo nivel deberá disminuir todo tipo de marcha.

    A su juicio, la mayoría de las movilizaciones son legítimas porque no se tuvo el cambio de política pública esperada, sin embargo, algunas tienen el “tufo” de ser “chantajistas” con miras a obtener recursos por obtenerlos, pero al final del camino se evidenciarán en caso de que el Gobierno Federal concrete sus ofrecimientos hacia el sector primario.

    Es muy simple, explicó Raúl Pérez Bedolla, si nosotros como ALCANO mantuvimos una actitud de diálogo con las instituciones y vimos un trato similar a los de los tres sexenios pasados, no avanzamos; los productores de maíz y trigo tuvimos rezagos de pago de 2 o 3 años. Entonces si esto cambia pues no habrá motivo para salir a las calles.

    Además, precisó, la producción de granos ahí está, aunque con un montón de intermediarios, de acaparadores, de agiotistas.

    Con los apoyos que se ofrecen, se abren las opciones de créditos, se hace una buena defensa del productor mexicano ante los precios internacionales con el T-MEC y jugaremos con nuestras instituciones, pero si no vemos eso, estaremos en contra y vamos a protestar así de simple.

     

     

Categoria: