*

Tomás Zerón, miente y tergiversa la realidad en el caso Cocula: GIEI

Jorge Sánchez, reportero
  • México.- El Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI) que coadyuvo en la investigación de la desaparición de los 43 Normalistas de Ayotzinapa, lamentó la falta de imparcialidad en el caso por parte de la Procuraduria General de la República (PGR) y del director de la Agencia de investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio.

    En conferencia de prensa, en respuesta a las afirmaciones del funcionario federal respecto a que su presencia en el Río San Juan, el 28 de octubre de 2014 había sido legal, los expertos acusaron que el video que presentó corresponde a una tergiversación de la realidad.

    El integrante del GIEI, Carlos Beristain, sostuvo que dicho video fue editado, a demás de que el material no fue integrado en la averiguación previa de la desaparición de los normalistas, lo que constituye -dijo- un comportamiento impropio de un director de la Agencia de Investigación Criminal de México. 

    Beristain, dijo que no está en los expedientes el hallazgo de  cuatro bolsas en el Río San Juan,  a las que se refirió Zerón, a demás de que el día de su visita al lugar, el 28 de octubre, no siguió los protocolos adecuados para la toma de muestras por parte de los peritos de la PGR.

    Lamento que el funcionario federal descartara el indicó hallado en el Río San Juan, de que se tratase de un hueso humano, y que no tuviera ningún valor criminalístico” que ameritara incorporarlo a la averiguación.

    “El señor (Zerón) señala que un antropólogo forense descartó que el hueso sea de origen humano, sin embargo el GIEI señala que no puede realizarse ningún descarte sin tener algún registro de la acción, sin un acta sobre la evidencia y de evaluación de la muestra”, dijo Beristain, del grupo de especialistas.

    Los expertos del GIEI se refirieron al traslado de un detenido al río San Juan, Agustín García Reyes, aquel día 28, sostuvieron que este fue previamente torturado.

    “Con base en el informe Ayotzinapa II recientemente, Agustín García Reyes mostraba para entonces numerosas lesiones físicas, que suponen indicios serios de tortura cuando fue llevado a dicho lugar. El informe médico de la PGR, del 28 de octubre de 2014, a las 00:50 de la madrugada, es decir, dos horas después de su ingreso en la SEIDO, y 7 horas después del primer informe médico realizado posteriormente a su detención, refiere la existencia de 30 lesiones que no tenía al momento de ser revisado por el médico naval” en el momento de su detención.

    Los expertos criticaron a la PGR de ser imparcial al respaldar las declaraciones de su funcionario y darle las facilidades para seguir interfiriendo en la investigación,

    Dijeron que la Agencia de Investigación Criminal debe quedar fuera del caso Ayotzinapa, para garantizar la imparcialidad mientras se hace una investigación sobre las irregularidades detectadas.

Categoria: