T-MEC un nuevo capítulo en la relación comercial México-EU-Canadá

Enfoque Noticias
Sandra Luz Calderón/ Juan José Rosales
  •  Sandra Luz Calderón/Juan José Rosales 
     
    México.- El pasado 1 de julio entró en vigor el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) o el USMCA (US México Canadá Agreement) por sus siglas en inglés, el cual sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que se mantuvo activo por 26 años.
     
    TLCAN antecedente exitoso del T-MEC

    Como antecedente, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), nació por la necesidad de otorgarle mayor competitividad a la región ante el crecimiento económico de Asia.

    El 11 de junio de 1990, los presidentes de México, Carlos Salinas de Gortari, y de Estados Unidos, George W. Bush, se reunieron por primera vez para contemplar la realización de un acuerdo comercial entre las dos naciones.

    El  8 de agosto de 1990 comenzaron las conversaciones formales para lograr un acuerdo, siendo el doctor Herminio Blanco Mendoza, subsecretario de Comercio, el designado para encabezar la negociación por parte de Mexico. 

    El 17 de diciembre de 1992, el Presidente George Bush, el Primer Ministro de Canadá, Brian Murleoney, y el Presidente Carlos Salinas de Gortari firmaron el TLCAN, formando el bloque económico y el área de libre comercio más grande y poderoso del mundo.

    El recién presidente electo Bill Clinton  apoyaba el tratado,  pero insistía en aprobar acuerdos adicionales sobre el medio ambiente y el mercado laboral. 

    El TLCAN entró en vigor  el 1 de enero de 1994, logrando, en un lapso de 21 años, que el comercio entre los tres países se cuadruplicara al pasar de 297 mil millones de dólares que se tenían antes del acuerdo,  a 1.14 billones de dólares en 2015. 

    Un año antes de que entrara en vigor el tratado, las exportaciones mexicanas representaban 12.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, mientras que en 2015 alcanzaron el 35 por ciento del PIB, siendo Estados Unidos el mayor destino para las exportaciones mexicanas. 
     
    La modernización del TLCAN como bandera política

    Para 2016, Donald Trump logró su nominación a la presidencia de Estados Unidos por parte del Partido Republicano. 

    Durante su campaña, se dedicó a denominar al TLCAN “el peor acuerdo de la historia” e insistió en su necesaria modernización. Esta postura la mantuvo durante todo el proceso electoral, generando simpatía y votos por parte de los sectores más conservadores de Estados Unidos.

    “Si Estados Unidos y Canadá plantean actualizar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte, México está dispuesto a hacerlo”, señaló la entonces secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, al reconocer que “El Tratado de Libre Comercio de América del Norte ha dado grandes resultados a los tres países, incrementando 300 por ciento el comercio interregional y el comercio entre México y Estados Unidos más de 500 por ciento”. 

    Luego de su triunfo en las elecciones, Trump amenazó en diversas ocasiones con sacar a Estados Unidos del acuerdo, si éste no se modernizaba. 
     
     El inicio de la negociación del T-MEC 
     
    El 16 de agosto de 2017, los gobiernos de México y Estados Unidos iniciaron las negociaciones en Washington, deseando terminar el proceso a inicios de 2018, antes de las elecciones en los dos países. 

    El proceso se dividió en varias rondas mensuales en las que se discutieron diversos apartados. Los temas de mayor desacuerdo entre las tres naciones fueron: 

    • El contenido regional automotriz.

    • La cláusula sunset, donde se planteaba la expiración del tratado cada cinco años.

    • La eliminación del capítulo 19, el cual permitía que los tres países solicitaran el establecimiento de paneles binacionales independientes cuando sus productores sintieran que eran víctimas de decisiones comerciales desleales por algún otro miembro del acuerdo. 

    Tras una pausa de dos meses en las negociaciones, el 27 de agosto de 2018 los representantes de México y Estados Unidos anunciaron que habían llegado a un acuerdo preliminar del TLCAN, pero sin Canadá. 

    Las relaciones de Ottawa y Washington se vieron deterioradas por las acusaciones que Trump había hecho sobre los productos lácteos y por las afirmaciones del gobierno de Justin Trudeau de que no firmaría un acuerdo que no les favoreciera económicamente. 

    “Canadá mantendrá y preservará los elementos del TLCAN que los canadienses consideramos claves para nuestro interés nacional, incluido un proceso para asegurar que los aranceles antidumping y compensatorios se aplican solo de manera justa y con todas las garantías”, mencionó Chrystia Freeland, ministra de Asuntos Exteriores del país de la hoja de maple.
     
    Por su parte, el canciller Luis Videgaray dijo que la razón de tener un entendimiento con Estados Unidos, obedecía al interés de mantener un tratado comercial con ellos, independientemente de lo que decidiera Canadá sobre el acuerdo trilateral. 

    Pero una vez que México y Estados Unidos se pusieron de acuerdo,  Canadá regresó a las negociaciones con los estadunidenses para discutir el futuro del TLCAN.  

    Estas mesas fueron encabezadas por la canciller canadiense y jefa negociadora, Chrystia Freeland, y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer. Las negociaciones se prolongaron por más de un mes. 

    El 30 de septiembre de 2018, los negociadores estadunidenses y canadienses llegaron a un acuerdo para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte; El nuevo pacto comercial que reemplazaría al TLCAN se denominaría “Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá”. 
     
    Para entonces, las negociaciones entre los tres países llevaban más de de un año, pero valió la pena ya que finalmente el acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá fue modernizado. 

    El 30 de noviembre de 2018, Enrique Peña Nieto, entonces presidente de México, Donald Trump y Justin Trudeau firmaron el Tratado (T-MEC) en el marco de la cumbre del Grupo de los 20 que se celebró en Buenos Aires, Argentina. 

    Posterior a esa firma se realizaron ajustes adicionales al acuerdo durante más de un año, para finalmente, el 10 de diciembre de 2019, el Subsecretario para América del Norte de México Jesús Seade; la Ministra de asuntos exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, firmaron cambios al T-MEC en Palacio Nacional de la Ciudad de México.

    El presidente Andrés Manuel López Obrador considera que la firma del T-MEC permite tener un acuerdo con Estados Unidos y Canadá sin dar la espalda a "nuestra América", ya que con el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica "se logra la unidad del continente". 

    Durante esta firma del protocolo modificatorio del T-MEC, destacó que el acuerdo entre los tres países permite enfrentar de mejor manera fenómenos sociales como el migratorio, el cual México atiende con el plan de cooperación.  
     
    Ventajas del T-MEC para México

    El presidente López Obrador ha dicho que la entrada en vigor del T-MEC ayudará sin duda a la economía mexicana, luego de sufrir un declive por la pandemia de COVID-19.

    Entre los puntos relevantes del acuerdo para México destacan: 
    • La promoción del crecimiento del comercio digital y fortalecer la protección de datos de los consumidores.

    • Mejorar el acceso a servicios financieros  y generar oportunidades para las instituciones financieras mexicanas en los mercados de la región.

    • Adaptar el acuerdo a la evolución del sector de telecomunicaciones, optimizando las condiciones de infraestructura y de libre mercado necesarias para incentivar su desarrollo futuro.

    • La incorporación de  mecanismos de diálogo y colaboración para promover la participación de las Pequeñas y Medianas Empresas en el comercio regional.

    • Ampliación, fortalecimiento y protección de los derechos de los trabajadores.

    • Establecer obligaciones claras para cooperar en el combate a la corrupción.

    • Incorporar disposiciones que regulan la actividad de las Empresas Propiedad del Estado, para prevenir distorsiones en los flujos de comercio e inversión entre nuestros países.
     
    Diferencias entre el TLCAN y el T-MEC

    Una de las principales diferencias entre el TLCAN y el T-MEC es el número de capítulos con los que cuenta cada Tratado; es decir, se prevé que con esta actualización se impulse el comercio para que sea beneficioso para todas las partes y posibilite mayor libertad en los mercados, un comercio más justo y un sólido crecimiento económico en América del Norte.

    El TLCAN contaba con 22 capítulos, mientras que el T-MEC se compone de 34 capítulos, con adiciones y modificaciones que constituyen e implican importantes cambios, particularmente en temas como contenido regional (que tiene un impacto importante en la cadena de suministro y registro de procesos), combate a la corrupción, salarios, medio ambiente y comercio electrónico.

    Referente a la industria Automotriz, Estados Unidos puso sobre la mesa que hasta el 45 por ciento de la fabricación de automóviles debe ser producto de las labores de obreros que ganen por lo menos 16 dólares por hora, lo que implica menos  movilidad de fábricas hacia Mexico por mano de obra barata. 

    El acuerdo tiene una vigencia de 16 años, pero será sometido a revisión cada 6 años.

    SC/

    Running sneakers,Running Sneakers Store,Running Sneakers,latest Running Sneakers,latest Running,best Running shoes,best Running shoes brand2020 Release Air Jordan 1 High OG "Dark Mocha" 555088-105

Categoria: