*

SSa pide a Yunes pruebas de su acusación contra Duarte por presuntas quimioterapias falsas 

Gerardo Cedillo, reportero
Enfoque

Foto: Gerardo Cedillo 

  • México.- José Narro Robles, secretario de Salud, afirmó que en el caso de la supuesta sustitución de quimioterapias por dosis de agua destilada a niños con cáncer, en Veracruz, llegara hasta el fondo y pidió al gobernador Miguel Angel Yunes “que sustente esta acusación” que ha generado un gran escándalo e indignación.

    Al participar en la décima Reunión Plenaria del Grupo Parlamentario del PRI en el Senado, el ex rector de la UNAM, reconoció que este caso ya lastimó a las instituciones de salud del país.

    Insistió que de acuerdo a las investigaciones que han hecho las autoridades sanitarias que envió a Veracruz, no existen evidencias de esos casos denunciados por el gobernador Yunes al que ya le solicitó pruebas.

     ““ya solicitamos información adicional al gobierno de Veracruz de los niños con cáncer  a los que se les  aplicó  agua destilada,  que nos diga a quien se les aplicó porque hasta ahora no hemos encontrado ninguna evidencia, y si hemos encontrado que se ha generado en la población una desconfianza, una incertidumbre y una duda que lastima mucho a las instituciones. Pero, también a los niños que tienen un problema y qué en ese momento, sus padres dudan de si llevarlos o no llevarlos”.

    Vamos a llegar hasta el fondo, porque lo que necesitamos no son dichos, son hechos, son pruebas, no sólo indicios, pruebas y sí hay dichos que se mantengan y sostengan a través de actas debidamente documentadas”.

     El secretario Narro se comprometió de nuevo a llegar hasta el fondo de este caso y aseguro que hará las denuncias que correspondan en las instancias a quienes les toque seguir la investigación o juzgar los hechos.

    Aclaró que la Secretaría de Salud no ha rehuido a este problema y se trabaja en una investigación a fondo, pues reiteró que se encontraron numerosas irregularidades administrativas, como 17 toneladas de medicamentos caducos y cerca de 47 mil pruebas para detectar VIH-Sida sin registro sanitario, que no debieron usarse.

Categoria: