Senado aprueba en comisiones reforma sobre etiquetado de alimentos

Enfoque Noticias
EFE
  • México.- La Comisión de Salud del Senado mexicano aprobó este martes el dictamen sobre la Ley General de Salud que contempla la implementación de un etiquetado claro en los alimentos y bebidas no alcohólicas.

    El objetivo es que esto permita a los consumidores tomar decisiones informadas respecto a su alimentación, lo cual también contribuya a disminuir los niveles de sobrepeso y obesidad que se viven en México, informó la Cámara alta en un boletín.

    Miguel Ángel Navarro Quintero, presidente de la comisión, destacó que el dictamen plantea implementar un etiquetado frontal de advertencia como un mecanismo de prevención y promoción de la salud contra la epidemia actual de sobrepeso y obesidad.

    De seguir avanzando la reforma, en México los productos deberán tener etiquetas que indiquen si tienen un alto contenido de grasa, azúcar, sodio, colorantes y otras sustancia que afecten la salud de las personas.

    Con esta reforma México será el cuarto país en Latinoamérica en contar con este tipo de etiquetados, después de Chile, Uruguay y Perú.

    El pasado 1 de octubre, la Cámara de Diputados aprobó dicha reforma a la Ley General de Salud para el etiquetado de alimentos y bebidas.

    Tras la aprobación en comisiones del Senado, en los próximos días se trasladará el debate sobre el etiquetado en el pleno del Senado, y de aprobarse, ya será promulgada.

    De acuerdo con especialistas, el etiquetado de advertencia ha mostrado de forma científica que es una de las medidas más efectivas para reducir los índices de sobrepeso y obesidad.

    Según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016, el 72,5 % de la población de 20 años y más padecía sobrepeso u obesidad.

    De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 40 % de la ingesta de calorías de preescolares proviene de productos ultraprocesados, mientras que para adolescentes es 35 % y para adultos 26 %.

    En México, entre el 58 % y el 85 % de los niños, niñas y adolescentes tienen un consumo excesivo de azúcares añadidos, y entre el 67 % y el 92 % lo tiene de grasas saturadas, de acuerdo con los parámetros de la OPS/OMS.

Categoria: