¿Seguirá el programa de Prepa en línea en 2020?

Mara Rivera
  • México.- Las dificultades presupuestales que enfrenta el programa “Prepa en línea” que podrían llevar a su cancelación como el caso de las guarderías, están en el tipo de contratación que determinó la secretaría de Hacienda de los facilitadores.

    Los maestros de estas aulas virtuales refieren a Enfoque Noticias que la posibilidad de que dicho programa se cancele o en el mejor de los casos sufra un recorte presupuestal en 2020, de 97.5% de sus recursos, va más allá de una eventual opacidad en el manejo de los recursos.

    Susana Cabrera, facilitadora de esta plataforma de aprendizaje en aulas virtuales, dejó en claro que el programa Prepa en línea, ni es opaco y tampoco está fuera de control, simplemente apuntó “la modalidad que autorizó la secretaría de Hacienda y Crédito Público, (SHCP) en 2014, resolvió un problema de demanda de la educación media superior, pero dejó a un lado los derechos laborales que tienen los facilitadores.

    Docentes dispuestos a trabajar los 365 días del año, los siete días de la semana, sin vacaciones y sin estabilidad laboral.

    “A pesar de los buenos resultados, es la fecha que ni siquiera, -los facilitadores- podemos pedir una constancia laboral que acredite la actividad desempeñada, no contamos con prestaciones sociales y en cambio tenemos que aguantar pagos retrasados”, apunta Cabrera.

    Agrega que los cerca de 3 mil facilitadores y tutores carecen de servicio médico, vacaciones, antigüedad y solo se cuenta con contratos mensuales.

    Recuerda que el viacrucis en los pagos de sus quincenas inició en 2018, de enero a mayo sólo recibieron correos electrónicos con la promesa de pronto comenzaría a cobrar, lo cual ocurrió hasta junio de ese año.

    Recuerda que la noticia se hizo acompañar de la confirmación de que ya no habría inscripciones al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde cotizaban.

    “Y es que la SEP recibió instrucciones de seguir sin contratarlos directamente en el nuevo gobierno”, apuntó.

    En 2019 el panorama no cambió mucho, pues la demora de los pagos se extendió siete meses y medio, fue hasta la segunda quincena de julio cuando pudieron cobrar.

    “Todo esto ha provocado que, en lugar de tres convocatorias de ingreso para estudiantes, solo se haya lanzado una, dejando a muchísimos aspirantes sin acceso y a los docentes (Facilitadores y Tutores), sin asignación de grupo”.

    La pregunta formulada el pasado viernes 8 de noviembre al jefe del ejecutivo federal fue muy clara:

    ¿Están en el limbo 150 mil estudiantes que no saben si va a continuar el programa Prepa en línea? ¿Qué les podría usted decir?

    A lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador respondió:

    “Pues que no estén en el limbo, ya el limbo además ya no existe, según la teología. Y se les va a garantizar su derecho a la educación, hay que ver nada más qué es lo que está sucediendo”, acotó.

    Agregó qué hay programas que se están revisando porque funcionaban a partir de contratos que se hacían con prestadores de servicios de internet, que costaban carísimo; no creo que sea este el caso, pero hay que revisarlo, dijo.

    Y aún más, señaló “hay que ver si funcionaban o si no era nada más el negocio de estar ofreciendo este servicio a cambio de presupuesto”.

    Sin embargo, la pregunta obligada al presidente de México es:

    ¿Cómo se piensa resolver las condiciones de trabajo de los docentes?

    ¿Cómo se garantizará el acceso a toda esa población que trabaja o tiene limitaciones para estudiar en una modalidad presencial?.

    ¿Podrán iniciar un nuevo curso o concluir su bachillerato dentro de Prepa en Línea SEP?

    Es la incógnita.

Categoria: