*

Sarampión creció 30 por ciento en 2017, revela OMS

Enfoque Noticias
  • Ginebra.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy que el sarampión habría producido 110 mil muertes en 2017, año en el que los casos de esa enfermedad aumentaron a nivel mundial debido a brechas en la cobertura de vacunación que favorecieron la aparición de brotes.

    En un nuevo informe publicado este jueves, el organismo afirmó que desde el año 2000 se salvaron más de 21 millones de vidas debido a la vacunación contra el sarampión, pero advirtió que desde 2016 varios países experimentaron brotes severos y prolongados de la enfermedad.

    Precisó que los casos reportados desde 2016 aumentaron en más de 30 por ciento en todo el mundo, principalmente en América, la región del Mediterráneo oriental y Europa, mientras que la única zona donde disminuyó la incidencia de sarampión fue el Pacífico occidental.

    La doctora Soumya Swaminathan, directora general adjunta de Programas de la OMS, expresó su preocupación por el resurgimiento del sarampión, ya que se han producido brotes en todas las regiones del mundo, en particular en los países que habían logrado o estuvieron cerca de lograr la eliminación de la enfermedad.

    “Sin esfuerzos urgentes para aumentar la cobertura de vacunación e identificar poblaciones con niveles inaceptables de niños no inmunizados, corremos el riesgo de perder décadas de progreso en la protección de los niños y las comunidades contra esta devastadora, pero totalmente prevenible, enfermedad”, sostuvo.

    El sarampión es una enfermedad grave y altamente contagiosa. Puede causar complicaciones debilitantes o fatales, como encefalitis (infección que inflama el cerebro), diarrea y deshidratación severas, neumonía, infecciones de oído y pérdida permanente de la visión.

    Los bebés y niños pequeños con desnutrición y sistemas inmunológicos débiles son particularmente vulnerables a las complicaciones y la muerte.

    Esta enfermedad se puede prevenir con dos dosis de una vacuna segura y efectiva. Sin embargo, durante varios años, la cobertura global con la primera dosis de la inmunización contra el sarampión se ha estancado en 85 por ciento, muy lejos del 95 por ciento necesario para prevenir los brotes.

    En muchas comunidades susceptibles a la enfermedad, la cobertura de la segunda dosis es apenas de 67 por ciento, refirió la OMS.

    En respuesta a los brotes recientes, las agencias de salud piden una inversión sostenida en los sistemas de inmunización, junto con esfuerzos para fortalecer los servicios de vacunación de rutina, los cuales deben centrarse en especial en las comunidades más pobres y marginadas, incluidas las afectadas por conflictos.

    Dichas agencias han recomendado también que se realicen acciones para generar un amplio apoyo público para las inmunizaciones, al tiempo de que se luche contra la desinformación y la indecisión en torno a las vacunas.

Categoria: