*

Sale muy cara la incompetencia presidencial: diputado Julio Saldaña

Sergio Perdomo, reportero
  • México.- La oficina presidencial excedió su gasto de 2015 en mil 364 millones de pesos, 55.6 por ciento más respecto a lo aprobado, lo que el diputado Julio Saldaña Morán consideró completamente injustificado dados los pobres resultados de su titular, su discurso de austeridad y los recortes al presupuesto de otras áreas sustantivas, como el de mantenimiento y operación de PEMEX.

    Ante ello, se pronunció porque la Auditoría Superior de la Federación (ASF) fiscalice las cuentas de dicha oficina, pues todo parece indicar que ahí continúa el derroche mientras al resto de mexicanos se les obliga a “ajustarse el cinturón”, se suspenden obras de infraestructura y se pone en riesgo la seguridad.

    El parlamentario federal perredista señaló que el gasto excesivo ha sido la característica de esta Presidencia de la República en lo que va de su periodo y que en sus tres primeros años gastó de más tres mil 758 millones de pesos, lo que significa que su incompetencia le sale muy cara a los mexicanos.

    En total, en la oficina del Ejecutivo Federal se gastaron más de 10 mil 359 millones de pesos en los primeros tres años, en promedio 57 por ciento más respecto a lo aprobado en cada uno de ellos sin que hasta el momento se haya realizado una revisión por parte de la ASF sobre la justificación de tal exceso.

    El diputado Saldaña Morán señaló como particularmente excesivo e injustificado el gasto presidencial en Publicidad y Comunicación Social, donde cada año, incluido éste, se han asignado más de 52 millones de pesos.

    Si se considera al conjunto del gobierno federal, el gasto en este rubro ha sido de 16 mil 138 millones de pesos en los tres primeros años de esta administración, en promedio 135 por ciento más de lo programado a pesar de que no es un gasto prioritario.

    Para dar idea de lo que este derroche significa, señaló que el presupuesto promedio anual asignado a publicidad y comunicación social de la Presidencia equivale a 2.4 veces el presupuesto que se le asignó en 2016 al Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural.

    Hasta el momento –concluyó-, la ASF no ha revisado ni fiscalizado el excesivo gasto en publicidad y comunicación social de la Presidencia de la República ni el del gobierno federal, en general, por lo que sería recomendable que lo incluyera en su próximo Programa Anual de Auditorías.

    No es aceptable –concluyó-, que mientras al país y a la gran mayoría de sus habitantes les va mal, el gobierno dilapide los recursos en una propaganda mentirosa que, desde luego, no resuelve problema alguno.

Categoria: