*

Reportaje Especial 1ra parte: Problemática de los concejales en las alcaldías de la CDMX

Josefina Claudia Herrera
  • Ciudad de México.- En estos tres días intentaremos desmenuzar la situación que se vive en las alcaldías de la Ciudad de México, respecto al trabajo que debería funcionar coordinadamente entre los alcaldes y su equipo de concejales, por el bien de la comunidad.

    El 17 de septiembre del 2018 entró en vigor la constitución de la Ciudad de México con la que se centraron las bases para ser un  estado más de la República, por lo que su estructura y ley orgánica cambiaron, por ejemplo, ahora a los delegados se les denomina alcaldes.

    Un alcalde es la persona que, por elección popular está al mando por un periodo de tres años, extensible a seis, luego de una votación mayoritaria y con un gobierno independiente al federal, además es responsable de administrar los recursos de su demarcación.

    Los alcaldes son supervisados por un concejo que está definido de este modo, seis por mayoría electoral y cuatro plurinominales.

    Los concejales o regidores, como se le conoce a esta figura en los municipios, son nombrados en la Constitución Mexicana en el Artículo 115 en el que se establece a los integrantes de los municipios y ellos se rigen bajo la constitución estatal.

    En otros estados, los regidores forman parte del ayuntamiento o municipios, en la ciudad no es así, ya que las alcaldías no tienen autonomía financiera, haciendo que los concejales queden en el limbo, ya que administrativamente no existen.

    En la Constitución de la Ciudad de México, se establece en el artículo 53, el número de concejales, así como sus deberes y la forma en la que serán electos en la capital.

    En entrevista para Enfoque Noticias, Raúl Paredes, concejal de la alcaldía Miguel Hidalgo, nos  platica cuáles son sus funciones.

    “Nuestras facultades son mandados desde el 122 constitucional, la supervisión de las acciones del gobierno, darle seguimiento a lo que está haciendo, el aprobar el presupuesto de egresos a fin de año, nos va a tocar a nosotros aprobar los programas parciales de fin de año, que son importantísimos y una serie de facultades más”.

    Sin embargo, en el artículo 83 de la ley orgánica de la Ciudad de México, estipula que este grupo no puede ejercer funciones de gobierno ni administración pública.

    El 26  de diciembre del año pasado, le informamos oportunamente que 23 concejales de varias alcaldías se pronunciaron en contra del gobierno de la ciudad, argumentando que en el artículo 31 de la ley de ingresos de la capital se elimina la plaza de jefe de unidad departamental tipo c en la que se veían integrados para el pago sus salarios. Es decir su salario salía directamente del gobierno de la Ciudad de México, pero esto desapareció y sus pagos también.

    En la manifestación, la presidenta de la Comisión de Presupuesto, Guadalupe Morales, dialogó para llegar a acuerdos, del que nos cuenta el concejal Raúl Paredes.

     “En el artículo décimo quinto y trigésimo tercero del decreto de presupuesto egresos, si se colocó que los concejales debemos de ser de estructura, porque somos personajes que fuimos electos en una votación universal, libre y secreta, por un periodo de tres años y en el artículo trigésimo tercero, genera la obligatoriedad a los alcaldes de hacer esta remuneración”.

    Por otro lado, en esa época, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum argumentó que: 

     “El presupuesto está ahí en las alcaldías, tampoco se puede crear burocracia, ellos están para vigilar que se realice bien el trabajo de las alcaldías, pero lo que no pueden pretender es crear un nuevo sistema burocrático porque eso quita más recursos para la ciudad”.

    Mañana seguiremos contando las vicisitudes a las que se enfrentan los concejales para hacer su trabajo y hasta para conseguir que les paguen.

    Con información de Hugo Wirth.

     

Categoria: