*

Recortes excesivos al IMSS ponen en riesgo los servicios de salud a 68 millones de derechohabientes, advierte Marko Cortés

Ricardo Trejo, reportero
  • México.- El Presidente de Acción Nacional, Marko Cortés, advirtió que la nociva intervención de la Secretaría de Hacienda en el Instituto Mexicano del Seguro Social, que obligó a la renuncia de su director, pone en riesgo la prestación de los servicios de salud a los más de 68 millones de derechohabientes y muestra la voracidad del gobierno federal por obtener recursos de donde sea para sus programas clientelares.

    Indicó que es reflejo del caos que hay al interior del gobierno federal, que se traduce en recortes presupuestales excesivos, desabasto de medicamentos y despidos de personal en secretarías y organismos autónomos, con tal de cumplir con los lineamientos de la mal llamada Cuarta Transformación.

    El dirigente del blanquiazul, señaló que en el caso del IMSS, además de transparentar los problemas que enfrenta la institución, es necesario que el Ejecutivo federal instruya a la Secretaría de Hacienda para que autorice los recursos suficientes para su funcionamiento, pues los derechos a la salud de los trabajadores mexicanos deben estar por encima de los controles presupuestales.

    Marko Cortés afirmó que es inhumano que el gobierno escatime los recursos para la salud de los mexicanos más pobres, tal como lo describió en su carta de renuncia el ex director del IMSS, Germán Martínez: “pasillos de espera llenos de personas adoloridas y mal trato o retraso en la atención a pacientes”.

    Acción Nacional, dijo, exige al Presidente de la República y a la Secretaría de Hacienda a que dejen de violentar las operaciones autónomas del IMSS, ya que sus pretensiones de nombrar “delegados administrativos estatales para que administren desde los estados al Instituto”, va en contra de la propia Ley del Seguro Social.

Categoria: