*

Recomiendan consumo de tortilla para buen funcionamiento intestinal

Enfoque Noticias
  • México.- En la mayoría de las ocasiones el sobre peso también está ligado a un mal funcionamiento  intestinal y a la baja ingesta de fibras, lo  que a su vez puede provocar estreñimiento, síndrome de colon irritable y hasta hemorroides.  

    Para evitar estos padecimientos y mantener un tránsito intestinal saludable es recomendable mantener una dieta balanceada y un alto consumo de fibra, elemento presente en todas las plantas verdes que se pueden comer, pero sobre todo en la tortilla, explicó Araceli Martínez Coronado, nutrióloga certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogos, con maestría en Ciencias de los Alimentos y Nutrición Humana, y responsable del área de nutrición de la Universidad La Salle.

    “A veces cuando la gente quiere ponerse a dieta o mejorar su digestión lo primero que hace es suprimir el consumo de tortilla, porque piensa que se apelmaza en su estómago y porque cree que este alimento engorda, pero  la realidad es que la tortilla es uno de los alimentos más completos, con más contenido en fibras y minerales incluso que algunas verduras y cereales y sobre todo de más fácil acceso en la población mexicana”. 

    Para entender mejor el funcionamiento de las fibras en nuestro organismo, dijo, es importante señalar que se trata de un carbohidrato que el organismo no puede metabolizar y absorber, a diferencia de proteínas y grasas, por lo que pasa casi intacta por el estómago y los intestinos hasta salir del cuerpo.

     “Esto hace que las fibras funcionen como una especie de barredora o de escoba a lo largo de todo el aparato digestivo, evitando acumulaciones de residuos que provoquen estreñimiento y colon irritable. Por eso, incluso cuando la gente se pone a dieta para bajar de peso, se recomienda consumir tortillas, por su  alto contenido en fibras”. 

    Detalló que la ingesta diaria recomendada de fibra oscila entre 25 y 36 gramos y que sólo se necesitan consumir alrededor de 6 tortillas de maíz al día para alcanzar más del 35% de esta recomendación. 

     “Otra de las bondades de la tortilla además de su precio y su fácil acceso, es que es un alimento complementario a muchos otros, es decir que se ingiere acompañado de otros productos, lo que favorece la complementación de los requerimientos diarios de nutrientes que nuestro cuerpo necesita”. 

     Lo importante dijo, es no comerla frita, pues ello adiciona grasas que sí pueden provocar aumentos de peso. “Pero la tortilla por sí sola no engorda, ese es un mito que ha manchado la reputación de este alimento, que además es representativo de la gastronomía mexicana”. 

Categoria: