*

Polémica envuelve restauración de la Catedral de Notre Dame

Enfoque Noticias
Notimex

Foto: Archivo 

  • París.- La reconstrucción de la Catedral de Notre Dame, en París, se ha visto inmersa en la polémica por el enfrentamiento entre el Senado francés y el gobierno del presidente Emanuel Macron, así como los cuestionamientos a las millonarias donaciones recaudadas para las obras.

    Tras el devastador incendio que el pasado 15 de abril dejó en ruinas a uno de los más emblemáticos monumentos de Francia, la cámara alta insiste en que la reconstrucción se debe apegar al diseño original, a diferencia del Ejecutivo que quiere una «reconstrucción imaginativa», sea lo que sea que eso signifique.

    El pasado 28 de mayo, el Senado, controlado por la oposición de derecha, aprobó un proyecto de ley que señala que la restauración debe ser fiel a la «última condición visual conocida» de la catedral, incluida su aguja que cayó bajo los embates del fuego.

    La intención de los senadores franceses sería impedir al gobierno que permita la modernización de la iglesia, construida entre 1163 y 1245, la cual es considerado una de las catedrales góticas más antiguas del mundo.

    La versión de la cámara alta se contrapone con el proyecto de los diputados de la Asamblea Nacional, que faculta al gobierno a establecer excepciones a determinadas normas (urbanismo, medio ambiente, construcción, conservación del patrimonio, contratación pública), lo que fue suprimido en el Senado.

    Durante el debate en la cámara alta, varios senadores cuestionaron las intenciones del gobierno de Macron de concluir las obras de restauración en cinco años y de darse ciertas licencias para alcanzar ese objetivo.

    "Se trata de una ley para reconstruir Notre-Dame de París, no Notre Dame del Elíse", dijo el senador David Assouline, del Partido Socialista, mientras Alain Schmitz, del centroderechista Los Republicanos, afirmó que es absurdo "dejarse encerrar en el plazo de cinco años si ello conduce a una disminución de la calidad del trabajo".

    "Sí, restauraremos Notre Dame de París. El presidente se ha fijado un objetivo, cinco años, es un plazo ambicioso y voluntarista (...) En esta tarea que tenemos por delante, nunca confundiremos la velocidad con la prisa", aseguró por su parte el ministro de Cultura, Franck Riester.

    Sin embargo, ahora ambas cámaras del Legislativo francés deben unificar una versión del proyecto sobre la reconstrucción de la catedral, lo que parece complicado ante la visión que defiende cada parte.

     

Categoria: