*

Pedirá IMSS y gobierno disculpa pública por lo ocurrido en la guardería ABC

Gerardo Cedillo, reportero

Foto: Archivo 

  • México.- A casi 10 años del incendio en la guardería ABC de Hermosillo Sonora qué dejó a 49 niños muertos y más de 100 lesionados el Gobierno Federal y el IMSS preparan una disculpa pública.

    Al comparecer en ante comisión del senado, Germán Martínez Cazares, director del IMSS, declaró que tras restituir el servicio y pedir a la suprema corte que acelera y concluya los juicios en materia penal y por indemnizaciones, ahora se prepara una disculpa a los padres y afectados, por esta negligencia.

    En otros temas, dijo que están garantizadas las pensiones de los trabajadores, pero no la calidad de los servicios médicos que presta la institución, pues todavía hay hospitales en ruinas a consecuencia del sismo del 19 de septiembre de 1985.

    Al comparecer ante la Comisión de Salud del Senado, el funcionario exhibió a los morosos públicos y privados que adeudan pagos al IMSS, entre ellos, el gobierno de Michoacán y la empresa Oceanografía.

     “Sí, hay deudas (…) las diferencias y omisiones de pago al IMSS son 23 mil 235 millones de pesos, 4 mil están en auditorias, 13 mil en multas y en otros. Entre los principales deudores de carácter privado se encuentra Compañía Mexicana de Aviación, que nos debe mil 598 millones; Oceanografía que nos debe 482 millones de pesos; Mano de Obra Calificada del Golfo, S.C, 324 millones de pesos; Desarrolladora de Casas del Noreste, Homex, S.A., de C.V., 433 millones de pesos. (…) Y entes públicos, el primero de la lista el municipio de Carmen, Campeche, 401 millones de pesos; el segundo en la lista el gobierno del estado de Michoacán, 304 millones de pesos y el número tres de la lista Ensenada, Baja California, con 215 millones de pesos”.

    Mencionó también que entre los deudores están las universidades de Nayarit, la Autónoma de Morelos y el Colegio de Bachilleres de Zacatecas, con 509, 302 y 124 millones de pesos, respectivamente.

    El titular del Instituto Mexicano del Seguro Social resaltó que la institución tiene un superávit financiero de 20 mil millones de pesos y las reservas ascienden al orden de 215 mil millones de pesos, cifras que garantizan las pensiones de trabajadores y derechohabientes.

    Sin embargo, reconoció que estos recursos no garantizan la calidad de los servicios médicos, pues hay un déficit en infraestructura.

     “Hospitales en ruinas, lo que no se ha hecho por múltiples razones en todas las zonas del temblor de hace dos años ya, muchos de esos hospitales siguen prácticamente iguales. (…) Hay algo aquí que les va a sonar de verás relevante, en las auditorias sobre infraestructura de inmuebles, del temblor pasado tengo esto. Pero, del temblor de 1985, la Unidad de Convalecientes del Centro Médico Siglo XXI, en el Centro Médico Nacional no se ha hecho nada, está en ruinas, donde se podría hacer un hospital prácticamente de 200 camas, de 1985, de ese tamaño es un icono de lo que yo les presentó los desafíos de infraestructura y de ejercicio puntual del gasto”.

    Informó que el instituto enfrenta 213 mil 186 litigios por más de 55 mil millones de pesos, algunos de los cuales comprometen su patrimonio en 8 mil 602 millones pesos.

    A los senadores les comentó que están en la “mira” patrones que realizan “esquemas agresivos de evasión” en los pagos de las cuotas obrero-patronales.

    Dijo que están en proceso 7 mil revisiones en proceso, que concentran una plantilla de más de 1.2 millones de trabajadores. Entre los casos, están algunos proveedores farmacéuticos del IMSS, entre ellos, Casa Marsan y Pentamed.

     

Categoria: