*

Papalote, Museo del Niño es testigo del 1er Foro Jugar es un derecho 2019

Enfoque Noticias
Rocío Hernández
  • En el marco de las celebraciones del 30 Aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño y del 20 Aniversario del Día Mundial del Juego, Fundación LEGO, México Juega, Papalote Museo del Niño y Save the Children organizaron el 1er Foro “Jugar es un derecho” con el objetivo de destacar la importancia del derecho al juego como elemento clave para la construcción de paz y lograr el pleno desarrollo físico, emocional, social y educativo de niñas y niños.

    Los organizadores destacaron que el juego es una herramienta que ayuda a niñas y niños a lograr una convivencia, sana, solidaria, promueve un mayor desarrollo cognitivo y psicomotriz, además, previene la violencia y ayuda en la superación de episodios traumáticos. No obstante, este es uno de los derechos con mayores rezagos en el país, siendo afectado principalmente por la pobreza, la violencia y los entornos poco propicios para el juego.

    De acuerdo con la Consulta “Voces” realizada por Save the Children, el 46% de las niñas y niños entrevistados indicaron que en su casa alguna vez faltó dinero para poder ir a la feria o a los juegos1. Por su parte, UNICEF ha destacado que 24% de niñas y niños tiene solamente un juguete2. Además de las restricciones económicas, las familias que viven en situación de pobreza ocupan la mayor parte de su tiempo en la satisfacción de carencias básicas, inclusive priorizando el trabajo infantil, como consecuencia se limita la oportunidad de jugar con niñas y niños.

    En relación con la violencia, México es uno de los países con mayores índices de violencia en todo el mundo; en casi 4 niñas, niños o adolescentes son asesinados cada día y más de 6,000 se encuentran desaparecidos. Las condiciones de inseguridad limitan la presencia de la niñez y adolescencia en espacios públicos por temor a que sea vulnerada o atacada su integridad personal y física.

    Aunado a ello, tampoco existen suficientes espacios verdes, parques y jardines donde las niñas y niños puedan jugar; los que hay no son seguros, y están planeados y monopolizados por los adultos para sus actividades recreacionales. En este sentido, las organizaciones de la sociedad civil presentaron una Declaratoria, haciendo un llamado urgente al Estado para cumplir con tres medidas mínimas para garantizar el derecho la juego:

    1. Que México impulse ante la ONU, la designación del 28 de mayo como el Día Internacional del Juego, con el objetivo de alentar la adopción de medidas para promover, proteger y garantizar este derecho.

    2. Integrar al juego como herramienta para el desarrollo integral dentro del Programa Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

    3. Integrar al juego como una herramienta para la promoción de la educación para la paz, la protección especial y la restitución de derechos, en el Programa Nacional de Cultura de Paz y Prevención Social del Delito para la Reconstrucción del Tejido Social establecido en la propuesta de Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

    El Foro contó con la participación de más de 500 personas entre quienes se encontraban ludotecarios, académicos, organizaciones de la sociedad civil, agencias internacionales, autoridades del sistema de protección, servidores públicos y docentes.

Categoria: