PAN en el Senado acusa fraude por 255 mdp y opacidad en la contratación de "médicos" cubanos para la pandemia en México

Gerardo Cedillo, reportero
  • México.- Julen Rementeria, coordinador del PAN en el Senado, denunció que los gobiernos del presidente Andrés Manuel López Obrador, de Claudia Sheinbaum y el del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, orquestaron un fraude por 255 millones 873 mil 177 pesos al presupuesto de salud al contratar a 585 falsos “médicos cubanos” para atender la pandemia por Covid-19 en México.

    El legislador por Veracruz afirmó que los “falsos médicos” contratados no tienen, según él, título en Medicina. En una investigación que le tomó seis meses realizar y a la que llamó el #CubaGate, Rementeria del Puerto con información de la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México refiere que no cuenta con la documentación que acredite que las 585 personas contratadas son médicos, porque esa no es responsabilidad suya, sino del Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba.

    Según la investigación del panista por cada “médico cubano” contratado se pagó 437 mil 390.05 pesos, mientras que a los médicos titulados en México el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) les paga 17 mil pesos mensuales.

    Julen Rementeria señala que los más de 255 millones de pesos fueron transferidos directamente a las cuentas oficiales del régimen cubano no a los supuestos médicos, según consta en el contrato firmado entre el Gobierno de la Ciudad de México y el gobierno de la isla.

    Incluso, una parte del pago se hizo en euros, sin especificar el monto. En su investigación el legislador veracruzano detalla que el 21 de abril de 2020, el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) en plena crisis de la pandemia por Covid-19, a través de un “convenio de colaboración” transfirió 135 millones 875 mil, 081.52 pesos al gobierno de la Ciudad de México para ayudarle en la crisis.

    Tres días después el gobierno de Claudia Sheinbaum firmó con el gobierno de Cuba dos “convenios bianuales”, uno por 135 millones,875,081.52 pesos y el segundo por 103 millones 638 mil, 266.40 pesos. Ambos tenían por objeto la contratación de “médicos cubanos” para ayudar a los hospitales públicos mexicanos. En ambos convenios el Ministerio de Salud de Cuba se comprometió a garantizar que el personal médico enviado a México tiene total capacidad y experiencia.

    Según ellos (el gobierno de Cuba) dice contar con la documentación que acredita como profesionales al personal que envía a México. Julen Rementeria, dijo que se solicitó al Instituto Mexicano del Seguro Social la siguiente información sobre los “médicos cubanos”:

    Salarios, copias de títulos profesionales, acreditación de su profesión en México, criterios de compatibilidad y unidades médicas a las que fueron enviados. Sin embargo, el IMSS respondió que no tiene competencia para entregar esa información. Esto quiere decir que el Seguro Social aceptó como “médicos” a personas extranjeras sin corroborar que estuvieran titulados y los puso a atender pacientes de Covid en plena pandemia.

    Misma petición se hizo al ISSSTE y la respuesta fue que “buscaron de manera exhaustiva la información, pero no la encontraron”. También se consultó al Instituto Nacional de Migración y respondió que no es competencia suya. Es decir, la autoridad encargada de controlar el flujo migratorio a México dejó entrar a 585 personas, sin saber quiénes son, ni a qué venían.

    Se le preguntó a la Comisión Nacional de Arbitraje Médico y contestó que tampoco tiene información alguna. Entonces, “extranjeros sin título médico ejercieron de manera oficial funciones de salud en México sin que la CONAMED se enterara”.

    JV

     

Categoria: