Pacientes con VIH-SIDA continúan en el limbo ante desabasto de medicamentos

Sergio Perdomo, reportero
  • México.- “Se debe esclarecer cuál será el plan de contingencia o las medidas que se tomarán para abastecer los medicamentos para estos pacientes, pues para ellos cada día es un riesgo si sus medicamentos son modificados, porque esto puede traer consecuencias serias a su salud”.

    Así lo señaló la Comisionada del Partido del Trabajo en la Ciudad de México, Magdalena Núñez Monreal, ya que hasta la semana 47 del pasado 2019,  se habían registrado cinco mil 307 nuevos casos de Sida (cuatro mil 511 en hombres y 806 en mujeres); cifra ligeramente superior a la registrada en el mismo lapso del 2018 que se habían confirmado cinco mil 238 nuevos casos del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

    “Es importante destacar que el virus persiste entre la población y su principal vía de transmisión sigue siendo la sexual, a pesar de que México está catalogado como un país “concentrado o estable” sobre estas enfermedades, de acuerdo con ONG´s de la salud. Los medicamentos siguen faltando a los pacientes.

    “Los medicamentos antirretrovirales son importantes para su ciclo de replicación. La toma de estos medicamentos otorga una esperanza de vida similar a la de alguien sin la infección y mejorar su calidad, así como alargar el tiempo de vida de los pacientes infectados” dijo.

    De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), ha habido un incremento anual relevante, lo que debe ser tomado como un signo de alerta, a fin de evitar que se entre en una nueva fase de incremento de la mortalidad por esta causa.

    Por ello Núñez Monreal señaló que, si a este incremento “sumamos la falta de antirretrovirales la tasa de mortalidad podría ser una señal de alarma, pues sin acceso a terapias antirretrovirales la infección es mortal”.

    Recordó a las autoridades del Gobierno federal y local la necesidad de tener políticas de cobertura de medicamentos para todos los pacientes a fin de combatir la enfermedad, pero también para prevenir nuevas infecciones.

    “Cuando la terapia se interrumpe, el VIH retorna rápidamente a niveles cercanos previos al tratamiento, el virus permanece en los tejidos del individuo, es por eso la necesidad de una adhesión estricta al tratamiento, que cuenten con él, para frenar su reactivación”, comentó.

Categoria: