Opositores reprueban la política de seguridad del Gobierno federal, y lanzan críticas contra Rosa Icela Rodríguez

Gerardo Cedillo, reportero
  • México.- El bloque opositor en el Senado tundió con críticas a Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad Pública por la fallida estrategia de “abrazos, no balazos” y la militarización de la Guardia Nacional para combatir la inseguridad y la violencia. Durante la comparecencia de la funcionaria y en presencia del gabinete de seguridad nacional en pleno, Lilly Téllez, senadora del PAN, lanzó la crítica más ácida contra la secretaria de Seguridad Pública, a quien acusó de venir a defender lo indefendible.
     
    En tribuna, la panista reconoció que muchos mexicanos creyeron en esa frase simplona y perversa de “abrazos, no balazos”, comprendida en el objetivo de lograr un país con más fraternidad y menos balaceras.  Acusó que esta frase es la proclamación del compromiso de la 4T con el crimen organizado, del sometimiento de la fuerza pública a la fuerza de las mafias, pues en los dos últimos años México se mantiene como el país con más violencia homicida a nivel mundial. 
     
    “Estamos ante una desactivación frente al crimen organizado y la Guardia Nacional es el grupo de edecanes más caro que ha tenido este país. (…) Abrazos, no balazos es la cínica confesión de que la 4T entregó la plaza a cambio de quedarse con el poder político, tanta era su ambición que doblaron las manos frente el crimen organizado. (…) Les voy a entregar un libro que trata sobre la relación entre el poder político y el poder del crimen organizado, precisamente “Entre abrazos y balazos”. Les voy a mandar un ejemplar a ustedes también. Tengan, para que se entretengan senadores”,dijo Tellez.
     
    El priísta Jorge Carlos Ramírez Marín, afirmó que la paz no se establecerá ni se construirá desde el centro, por más voluntad que se tenga, porque los delitos vulneran la seguridad pública porque ocurren una demarcación específica. “Mientras no tengamos fuerzas locales capaces, leales y confiables, las cosas no cambiarán demasiado. (…) Tan sólo en cinco meses en la Ciudad de México se reportan 87 agresiones sexuales cometidas por agentes de la seguridad pública. En Mérida, dos corporaciones se disputan el ominoso honor de haber sido los violadores de un particular y casos como este suceden una y otra vez por toda la República. (…) Tres mil 635 casos de extorsión han sido denunciados de enero a mayo, un porcentaje 4 por ciento mayor al mismo periodo de 2020”.

    El senador de Movimiento Ciudadano, Juan Zepeda, cuestionó a la funcionaria por dibujar un país que en materia de seguridad pública no existe. “¿Qué país es aquel donde pueden llegar con total impunidad a los lugares públicos y a perpetrar auténticas matanzas? ¿Qué país es aquel donde ya estamos viendo auténticos actos de terrorismo?, como el ocurrido hace un par de días donde al abrir un paquete estalla una bomba. (…) ¿Qué país es aquel donde se denuncia la intromisión del narcotráfico? (…) ¿Qué país es aquel donde se abusa de las Fuerzas Armadas?, sacándolas de su principal función que es la soberanía nacional y se les expone a combatir delincuentes con la orden de que no pueden usar las armas”. 

    Miguel Ángel Mancera, coordinador del PRD, afirmó que es un riesgo mezclar tareas militares con las de seguridad pública, como ocurre actualmente con la Guardia Nacional. “En el grupo parlamentario del PRD seguimos pensando en contra de mezclar y confundir las tareas militares con las de seguridad pública, ya que consideramos que una alta presencia militar acompañada de la intervención armada en actividades de la seguridad común puede convertirse en un riesgo para las propias instituciones armadas”.

    Rosa Icela Rodríguez, defendió la estrategia de “abrazos, no balazos”.“Y la paz si se construye con más abrazos, con más cordialidad, con más civilidad, con más hermandad y como lo he dicho, no venimos a ganar una guerra, venimos a ganar la paz. Y les quiero decir: abrazos, no balazos no significa que estemos cruzados de brazos”.

    JR 

Categoria: