*

Omar Chaparro viaja al mundo Pokémon: "Actuar es como volver a ser un niño"

Enfoque Noticias
EFE
  • Los Ángeles.- Tras viajar al mundo Pokémon con la película "Pokémon Detective Pikachu", el actor mexicano Omar Chaparro dijo a Efe que al público infantil hay que hablarle con franqueza, porque no se le puede engañar, y aseguró que para él actuar es como "volver a ser un niño".

    "Los niños son muy transparentes. No utilizan el ego. Creo que el ego crece con la edad: cuanto más creces, más está presente. Y los niños son pura alma. Creo que para llegar a ellos, tú tienes también que ser niño, tienes que ser muy verdadero. Los niños perciben cuando uno está mintiendo, tienes que ser genuino", argumentó en una entrevista telefónica.

    "Y eso es lo que trato de hacer en cada personaje, que no esté Omar metido ahí. Omar no existe: existe el personaje, existe la imaginación. Y al final del día es lo que hacemos como actores: volver a ser niños. Actuar es como volver a ser un niño", desarrolló.

    La magia y la aventura de los Pokémon, una gigantesca saga que conquistó el planeta con videojuegos y series televisivas, se cuelan ahora en el cine con "Pokémon Detective Pikachu", una cinta que se estrena el viernes en Estados Unidos liderada por Ryan Reynolds, que presta su voz al ratón eléctrico Pikachu, y donde, además de Chaparro, también aparecen Justice Smith, Kathryn Newton y Bill Nighy.

    Con la dirección de Rob Letterman ("Shark Tale", 2004), esta película se centra en Ryme City, una alucinante ciudad en la que humanos y Pokémon conviven en armonía.

    Ahí cruzan sus caminos un Pikachu que trabaja como detective y un joven que trata de encontrar a su padre.

    Chaparro (Chihuahua, México, 1974) admitió que a él le pilló mayor el fenómeno de los Pokémon, pero contó que tenía en casa al mejor asesor.

    "Mi hijo, el de trece años, es muy fan de Pokémon y él me enseñó todo lo que sé", afirmó.

    No obstante, y tras descubrir los secretos y la enorme complejidad de los Pokémon, Chaparro se rindió a la maestría de sus creadores.

    "Quien diseñó y creó el mundo Pokémon (el japonés Satoshi Tajiri) tiene que ser un tipo genial. Para poder tener esa empatía y comunicación con tantos millones de personas, tiene que haber algo mágico, algo que conecte con lo más profundo de su ser", defendió.

    Chaparro se encarga en "Pokémon Detective Pikachu" de dar vida a Sebastian, un estridente e hilarante millonario que organiza luchas ilegales de Pokémon.

    "Es el cantante de pop más famoso de la ciudad y su pasatiempo, porque es un cuate muy excéntrico y con mucho poder adquisitivo, son las peleas clandestinas de Pokémon", indicó.

    Para preparar este rol tan excesivo y exagerado, el actor dijo que "metió en la licuadora" varios personajes y mitos del rock: Jesús de John Turturro en "The Big Lebowski" (1998), Ruby Rhod de Chris Tucker en "The Fifth Element" (1997), y los cantantes Jim Morrison (The Doors) y Steven Tyler (Aerosmith).

    Y una cosa que le gustó especialmente de su director Rob Letterman fue la libertad que le dio durante el rodaje.

    Aunque es consciente de la importancia de participar en una superproducción de Hollywood como esta, Chaparro no quiso lanzar las campanas al vuelo sobre cómo podría beneficiar su trayectoria.

    "A lo mejor impulsa mi carrera o a lo mejor no, prefiero que me sorprenda el futuro y estar ahorita en el presente", aclaró.

    Y pese a que viene del éxito de "No manches Frida 2" y en el horizonte tiene proyectos destacados como encarnar a Pedro Infante en "Como caído del cielo", Chaparro especificó que su receta de la felicidad no depende del trabajo.

    "Mi hijo es muy fan de Pokémon y fue como un regalo de cumpleaños ir a Nueva York al estreno y que conociera a Ryan Reynolds. Por eso es un momento feliz para mí, porque tengo con quien compartirlo, porque estoy enamorado de mi esposa. De qué me servirían los éxitos en la taquilla si no tuviera con quien compartirlos...", concluyó.

     

     

     

     

     

     

Categoria: