Notre-Dame celebra el lavatorio del Jueves Santo sin público y en obras

Enfoque Noticias / EFE
  • París.- La catedral parisiense de Notre-Dame acogió este jueves la celebración del tradicional lavatorio del Jueves Santo sin público en el templo y mientras duran todavía las obras de reconstrucción por su incendio de 2019.

    El arzobispo de París, Michel Aupetit, lavó los pies a seis personas en el interior de la basílica cuando están a punto de cumplirse dos años del incendio que el 15 de abril de 2019 hizo caer su techo y su conocida "flecha". En este tiempo se han celebrado muy pocos actos en Notre-Dame: una misa con 30 personas en el verano de 2019, una meditación sin público en la Semana Santa de 2020 y un concierto de Navidad el pasado diciembre, de nuevo sin asistentes.

    Para el lavatorio de este Jueves Santo, el reducido aforo de la catedral lo completaron el rector de la parroquia, dos actores que leyeron textos de oración, tres músicos que interpretaron piezas litúrgicas y el coro de Notre-Dame. El arzobispo y el rector protagonizaron una llamativa imagen al entrar en la nave central llevando cada uno un casco de obra sobre su cabeza para protegerse al pasar por debajo de algunas zonas que están en restauración.

    El acto se realizó en un altar lateral, no en el mayor, y no incluyó el oficio de Jueves Santo ni la lectura de la Pasión.

    La reconstrucción del templo se encuentra todavía en una fase inicial, pues desde el incendio los esfuerzos se han centrado en garantizar la estabilidad de la estructura original, del siglo XIV. El objetivo principal y más ambicioso es el de reconstruir la "flecha" de la catedral con el mismo aspecto que le dio el arquitecto Viollet-le-Duc en las reformas del siglo XIX.

    A pesar del largo recorrido que se augura a los trabajos de reconstrucción, la diócesis de París espera poder recuperar el culto habitual en 2024. 

     

    FF 

Categoria: