Necesaria coordinación gubernamental para garantizar DH y política migratoria articulada

Jorge Sánchez, reportero
  • Ciudad de México.- Impulsar la coordinación y cooperación gubernamental para una política migratoria de hospitalidad e interculturalidad articulada, así como fortalecer los marcos normativos y mandamientos jurídicos que aseguren la igualdad de oportunidades, el acceso a la salud, el empleo, la educación y la vivienda de toda la población, incluyendo la huésped, migrante y sus familias, propuso Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades.

    Al participar en el 2o Foro de Movilidad Humana, la servidora pública dijo que también es necesario desarrollar mejores mecanismos de exigibilidad que aseguren el acceso a la justicia a las víctimas de delitos y violaciones de derechos humanos, y promover acciones positivas a favor de la inclusión de la población huésped, migrante y sus familias.

    Se requiere, dijo, avanzar más allá de las leyes e impulsar la construcción de una cultura de trato igualitario que permita a las personas migrantes el ejercicio pleno de sus derechos, sin ser sujetas de discriminación por su origen.

    En la mesa Movilidad humana y no discriminación en la CDMX, añadió que desde el Gobierno capitalino se tiene la oportunidad de seguir promoviendo un cambio de paradigma en materia de políticas públicas para la atención de este sector de la población.

    Destacó que es una instrucción del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, reconocer y atender la responsabilidad del Estado de garantizar, proteger, promover y respetar los derechos humanos de quienes por diversos motivos deciden dejar sus lugares de origen, su idioma, costumbres, tradiciones y cultura y migrar a otras ciudades o países.

    Indicó que la Capital, es una ciudad con vocación hospitalaria e intercultural que se ha enriquecido con las aportaciones de migrantes procedentes de todas las regiones del mundo: chilenos, españoles, chinos, coreanos, irlandeses, egipcios, libaneses, sudafricanos y ghaneses.

    Informó que según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la CDMX recibe cada año cerca de seis millones de personas, la mitad de ellos extranjeros y la otra mitad mexicanos residentes en el exterior.

    Mencionó que durante los últimos años en la Ciudad de México se  ha actualizado el marco jurídico en busca de generar mejores mecanismos para el diseño y aplicación de políticas públicas dirigidos a estos grupos de población.

    Agregó que ejemplo de esta legislación de avanzada es la Ley de Interculturalidad, atención a migrantes y movilidad humana, una de las pocas en el mundo que reconoce a la migración como un derecho; estableciendo además responsabilidades a las autoridades a fin de asegurar la plena integración de la población migrante, bajo una perspectiva de derechos humanos.

    Expresó que a pesar de que la movilidad humana es un proceso social común en todos los países del mundo, aún persiste la discriminación y xenofobia como actitudes que vulneran los derechos y la dignidad de las personas migrantes, huéspedes y sus familias.

Categoria: