*

México vive el peor momento de impunidad en su historia en materia de delincuencia alerta CCSPJP

Adriana Pérez Cañedo
Enfoque

Foto: @JoseAOrtega

  • México.- En entrevista para Enfoque José Antonio Ortega Sánchez, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad pública y la Justicia Penal, indicó que de  acuerdo a un informe realizado por ese organismo, México vive el peor momento de impunidad en su historia.

    Detalló que según datos del estudio, en el 2015 solo por cada 100 homicidios hubo 7 convictos, sentenciados de manera condenatoria, lo que significa la cifra más baja jamás registrada, excepto en el 2014 que fue ligeramente menor.  Esta investigación destacó, el Consejo Ciudadano para la Seguridad pública y la Justicia Penal la realiza desde 1997 y advierte que a partir de 2005 empezó a crecer la impunidad.

    Esto, subrayó, implica una convicción de 3.14, es decir sólo 3 de cada 100 responsables de delitos pagaron por sus faltas. En 2015,  47 mil 187 personas fueron condenadas,  y autores del 97 por ciento de los 1, 501,061 delitos registrados quedaron en la absoluta impunidad, insistió.  

    De cada 100 homicidios sólo se castiga a los autores de menos de cinco, destacó y las cifras provienen del INEGI y de Seguridad Pública Federal.  xplicó que las tasas de impunidad en México se dieron a pesar de que la inversión en materia de procuración de justicia se ha incrementado exponencialmente.

    Los delitos son denunciados en todo el país y evidentemente algo, ahí está fallando, hay unas procuradurías que están peor, dijo, otras tienen un trabajo que va por arriba del promedio general del país.

    Su propuesta es regresar, por lo menos, a las tasas de 2005 de 8.68 por ciento, es decir  revertir las cifras. En homicidios en 2007 hubo 3, 739 condenados de 10, 253 homicidios dolosos, una tasa de 36.47 que no es la ideal pero aceptable, en cambio en 2015 el ultimo medido del que se tienen cifras, hubo solamente de 20, 762 homicidios dolosos, 1,422 condenados, una tasa de 6.85.  

    Hay que empezar a trabajar en procuradurías y fiscalías para revertir ese problema y ver porque no están consiguiendo sentencias condenatorias y porque ahora con la implantación del nuevo sistema de justicia penal, no se puede hacer, manifestó. Revisar cada una de las entidades, ver sus tasas, sus delitos, fijarse metas, ya que se requiere de voluntad política, dijo.

    Además de la impunidad, señaló, también se incrementó el gasto para sentenciar a un imputado. En el 2005 lograr que un imputado terminara sentenciado y condenado tenía una un costo de 101, 849 pesos. En 2015 el costo por convicto fue de 480,954 pesos, un 372 por ciento más caro.

    El informe del Consejo Ciudadano fue entregado a Raúl Cervantes Andrade, procurador General de la República, por vía de la Oficialía de Partes, para que como presidente de la conferencia nacional de procuradores de justicia las 32 entidades sean más eficaces para combatir a la delincuencia ya sea del fuero común o federal, ya que sí se puede mejorar, concluyó. 

Categoria: