Más de 300 mil pequeños comercios quebraron por la pandemia; la canasta básica se ha encarecido un 15%: ANPEC

Enfoque Noticias
Redacción
  • México.- La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) insiste en que la pandemia, Inflación, pobreza e Inseguridad son factores que no permiten crear, aumentar y/o actualizar Impuestos. Se les hace un llamado a los Diputados de congresos locales y nacionales a honrar la palabra del presidente.

    “Sres. Diputados, este es el caldo de cultivo de la realidad nacional que nos toca sobrevivir. Debemos señalar puntualmente que los programas sociales de apoyo por la pandemia y políticas publicas instrumentadas por los distintos niveles de gobierno para paliar los efectos negativos de esta emergencia sanitaria resultaron insuficientes, no tuvieron impacto y no lograron su cometido” comenta Cuauhtémoc Rivera, Presidente de la ANPEC.

    Por lo anterior se exige talento legislativo para apoyar el pequeño comercio y lograr reactivar el mercado de lo local, el mercado interno.

    Entre alguna de las propuestas de la ANPEC, destaca:  No crear, aumentar ni actualizar impuestos, Fondo Nacional crediticio revolvente, Tarifas diferenciadas en el pago de servicios e impuestos, Garantizar el libre comercio con prevención, no más prohibiciones ni restricciones comerciales.

    Para lo anterior, ANPEC analiza, a continuación, el contexto de la realidad del país, argumentando las razones por las cuales está en contra del aumento de impuestos: Pandemia.

    La población más vulnerable es la que está pagando los platos rotos de esta crisis sanitaria; el 30% del canal de abasto tradicional, de máxima proximidad, conformado por 1 millón 200 mil puntos de venta tuvo que bajar sus cortinas por quiebra; 300 mil pequeños comercios cerraron sus puertas por la pandemia y en el marco de la reactivación titilante solo han vuelto a abrir 150 mil negocios con otros giros y con un menor margen de utilidad.

    El pequeño comercio garantiza el abasto a más del 52% de la población; da manutención a 5 millones de personas; en muchos casos opera aún como una banca social de apoyo al ofrecer la oportunidad a sus clientes de consumir y pagar después. En la pandemia el pequeño comercio fue declarado actividad esencial, por lo que no dio la espalda a la comunidad, como nunca lo ha hecho.

    La Encuesta Nacional De Seguridad Pública Urbana realizada de marzo del 2021 nos dice que un 66.4% de la población mayores de edad considera que vivir en su ciudad es inseguro; 71% de las mujeres perciben inseguridad en su entorno, 60.9 % de los hombres sufren igual suerte. Las ciudades con mayor inseguridad son: Fresnillo, Ecatepec de Morelos, Cuernavaca, Gustavo A. Madero, Uruapan, Guadalajara, Cancún, Coatzacoalcos, Naucalpan y Tonalá. 78.4% de la población siente inseguridad al ir a un cajero automático, 71.2% en el transporte público, 63.4% al ir a un banco y 59.2% al transitar por la vía pública.

    La percepción de inseguridad de los mexicanos aumentó al 66.4% este 2021; 34,681 víctimas de asesinato en 2019 y 34,554 en 2020, cifras que convierten a estos años en los más violentos.

    La pandemia ha provocado 4 millones de nuevos pobres en el país; de éstos 2.1 millones viven en extrema pobreza; las entidades que más se han empobrecido son: Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Puebla; en las que se ha incrementado la pobreza extrema son Quintana Roo, Tlaxcala y Yucatán; 10.8 millones de personas viven ahora en la pobreza extrema, una factura pendiente de la sociedad mexicana. 43.9% de la población en México es pobre, pero la situación se agrava en niños y niñas menores de 6 años.

    RM

Categoria: