*

Llama UNIDEM a reajustar estrategia contra huachicoleo

Jorge Sánchez, reportero
  • México.- Ante la crisis por falta de combustible en el Valle de México, la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM) exigió al Gobierno Federal se modifique la estrategia para combatir el huachicoleo y se abran ductos de manera escalonada para evitar que se colapse la distribución de mercancías y afecte la operación de empresas.

    “Compartimos la preocupación que tiene el Gobierno Federal por combatir el robo de combustible. Coincidimos en que es un problema complejo en donde están involucrados bandas del crimen organizado, algunos funcionarios de los tres niveles de gobierno y de Petróleos Mexicanos, y algunos sectores de la sociedad que por acción u omisión participan en el delito”, señaló el director general, Francisco Cuevas Dobarganes.

    Sin embargo consideró que la medida de cerrar ductos, no fue acompaña de acciones que tendieran a mitigar el desabasto de combustibles de manera parcial o total en estaciones de servicio del Valle de Toluca y México, debido a la falta de suministro de la paraestatal y a las compras de pánico de las últimas horas.

    El director de UNIDEM aseguró que las cuatro terminales de distribución de la Ciudad, que son las de 18 de Marzo-Azcapotzalco, San Juan Ixhuatepec, Añil y Barranca del Muerto ya se encuentran sin reservas y se prevén serios problemas.

    “A ello hay que agregar que las estaciones de servicio prácticamente ya agotaron sus inventarios y Pemex, no tiene la capacidad logística para resolver el problema en el muy corto plazo y concediendo que,  se reactivara el funcionamiento de los ductos, el combustible tardaría más de 12 horas en llegar al centro del país”.

    Ante esta situación, la UNIDEM advirtió que a partir de este miércoles se tendrá una situación crítica por desabasto de los tres tipos de combustibles, por lo que exhortó a sus agremiados a utilizar lo menos posible los vehículos particulares y tratar de usar el transporte público, posponer la entrega de productos, si las condiciones con los clientes lo permiten y promover el trabajo en casa del personal administrativo para el resto de la semana.

    Adicionalmente se llamó a los asociados a mostrar tolerancia con colaboradores, clientes y proveedores por retrasos ocasionados por este problema, pues de igual forma se prevé sobresaturación del transporte público y con ello retardos en entradas de personal.

    Cesar Pereda López, presidente de la Comisión de Energía de UNIDEM urgió a que se liberen las operaciones en ductos y agilicen operativos militares en las terminales y refinarías que no permiten la salida de pipas, para lograr nivelar los inventarios en el país, pues hoy, ya suman ocho entidades con desabasto, incluida la Ciudad de México.

    El empresario acusó que adicionalmente a la gravedad del problema de distribución, la Policía Federal detiene transportes con combustible y extorsiona a los choferes pidiendo elevadas cantidades por su liberación.

    “Tan solo en la zona de Texcoco, hay dos pipas cargadas con 60 mil y 40 mil litros de diésel que están retenidas y fueron remitidas al Ministerio Público, acusando falta de documentación para circular, y por las que se piden entre 50 y 70 mil pesos para su liberación pese a que estas pipas transportan gasolina magna que cuenta con la documentación que acredita la procedencia lícita del combustible" detalló Pereda.  

Categoria: