La PGJ capitalina logra que juez de control vincule a proceso a sujeto acusado de extorsión a comerciante

Jorge Sánchez, reportero
  • Ciudad de méxico.- La Procuraduría General de Justicia capitalina, logró que un Juez de Control vinculara a proceso a un hombre, de 35 años de edad, por su probable participación en el delito de extorsión agravada en perjuicio de un comerciante.

    Guillermo Terán Pulido, Fiscal Antisecuestros de la institución, informó que en la audiencia inicial, el juzgador le impuso al imputado como medida cautelar prisión preventiva justificada en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente; además, determinó plazo de tres meses para el cierre de investigación complementaria.

    De acuerdo con la carpeta de investigación, el agraviado manifestó que el pasado 23 de marzo recibió una llamada telefónica de un hombre, quien le exigió una determinada cantidad de dinero en dólares a cambio de no hacerle daño a él o a su familia; tres días después de recibir la amenaza, el domicilio de sus parientes sufrió una agresión con disparos de arma de fuego que se impactaron en el portón.

    Posteriormente, en la noche, un individuo que se hizo pasar como extranjero le llamó, lo intimidó nuevamente y le manifestó que lo que ocurrido en la vivienda era una primera advertencia para que entendiera que no se trataba de un juego y que tenía que pagar lo que le estaban pidiendo.

    Con el temor de que cumplieran sus amenazas y dañaran a su familia, el 27 de marzo realizó dos depósitos en una cuenta bancaria y al siguiente día acudió a la esquina de la avenida Insurgentes Sur y calle Fernando Villalpando, colonia Guadalupe Inn, delegación Álvaro Obregón, a un costado de una plaza comercial, donde realizó otro pago a un hombre que ya lo esperaba.

    Sin embargo, las amenazas y exigencias continuaron, por lo que el agraviado decidió denunciar el ilícito ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Especial de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, Fuerza Antisecuestro, quien le asignó un asesor jurídico y atención psicológica dado el estrés que presentaba.

    Bajo la instrucción precisa del representante social, la Policía de Investigación (PDI) de manera inmediata, desplegó labores de gabinete y campo que permitieron determinar que los agresores no pertenecían a ninguna organización delictiva, sino que se trataba de imitadores que emplean medios intimidatorios para vencer la voluntad de las víctimas; además, se pudo conocer que los probables participantes son de nacionalidad mexicana, procedentes del municipio de Ecatepec, Estado de México y de la Ciudad de México.

    Al continuar con las investigaciones del caso, el 11 de abril el afectado recibió una nueva llamada telefónica de un agresor, quien le exigió entregarle más dinero en la plaza comercial ya citada; el denunciante aceptó y se trasladó para realizar el pago. En ese momento, elementos de la Policía de Investigación ya estaban alertados de la extorsión, por lo que acudieron al lugar para resguardar a la víctima y detuvieron en flagrancia al imputado cuando recibió el dinero solicitado.

    El agente del Ministerio Público de la FAS, inició carpeta de investigación por el delito de extorsión agravada, en la que integró los datos de prueba que permitieron vincular a proceso al participante.

    De encontrarse penalmente responsable del hecho delictivo, el indiciado podría ser acreedor a una sanción de hasta 21 años de prisión, conforme a lo establecido en el Código Penal vigente.

Categoria: