La noche de las ánimas en Michoacán

Enfoque Noticias
NTMX
  • Morelia.- La Noche de las Ánimas o Animecha Kejtzitakua, en purépecha, es el corazón de una tradición en torno a los muertos que se celebra en la región del lago de Pátzcuaro, Michoacán, y en todo México, cuyo ambiente de misticismo y calidez la colocaron como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

    Esta expresión viviente de cultura consiste en que la comunidad espera el tránsito de las ánimas de los difuntos, quienes de acuerdo con la cosmovisión indígena, regresan al mundo de los vivos para convivir con sus familias que los reciben con ofrendas de alimentos, flores y velas en su honor.

    El estado de Michoacán preparó para este año un programa con más de 700 actividades en torno a esta tradición ancestral de Día de Muertos, que se celebra el 1 y 2 de noviembre.

    En la ribera del lago de Pátzcuaro y en algunas otras comunidades purépechas se espera recibir 174 mil visitantes, aproximadamente seis por ciento más con respecto a 2018 y se prevé una derrama económica de más de 148 millones de pesos.

    Las actividades centrales son la “velación de los angelitos”, que se lleva a cabo desde la noche del 31 de octubre y la “velación de los difuntos adultos”, la madrugada del 2 de noviembre, realizada en los diferentes cementerios de las comunidades.

    No obstante, la tradición comienza desde una semana antes con el corte del cempasúchil en los campos de flores de Tarímbaro y Copándaro.

    Desde inicios de octubre las extensiones de tierra en estos municipios se cubren de amarillo, el color representativo de la festividad de Día de Muertos que hace alusión a la luz que ilumina el camino de los difuntos.

    En la comunidad de El Colegio, municipio de Tarímbaro, el señor Eladio Vázquez Torres y sus cuatro hermanos sembraron este año media hectárea de cempasúchil. Desde hace 30 años trabajan la tierra que heredaron de sus ancestros; las labores inician desde el 10 de junio cuando germinan la semilla que sacan de las mismas flores del año anterior.

    “Ha crecido la producción, regularmente plantábamos de 15 a 20 surcos, ahora plantamos más, esta temporada fueron 40 surcos de cempasúchil. Nada más que el clima nos ha afectado bastante, estaba muy bien pero desgraciadamente llegaron las lluvias y puede haber perdidas”, declaró Eladio Vázquez.

    Por otra parte, el municipio de Copándaro cuenta con 100 hectáreas dedicadas al cultivo de cempasúchil y este año se prevé una producción de hasta mil toneladas que serán distribuidas a nivel estatal en municipios como Morelia, Pátzcuaro, Uruapan, Lázaro Cárdenas, Ario de Rosales y entidades como Guanajuato.

    A partir de este 31 de octubre, en las comunidades de Michoacán se elaboran arcos monumentales con cempasúchil, en las casas y en los panteones las personas comienzan los preparativos para “recibir” a sus muertos.

    Para este año en Morelia se expondrá una serie de altares monumentales en las plazas y habrá diferentes actividades alusivas a la fecha en el Centro Cultural Clavijero.

    La Secretaría de Turismo estatal informó que tanto la reservación como la ocupación hotelera para Morelia y Pátzcuaro se encuentra en un 100 por ciento para la Noche de las Ánimas, sin reporte de cancelaciones.

    En Pátzcuaro, lugar emblemático de la celebración, se esperan para el 1 de noviembre tres mil visitantes, por lo que desde el fin de semana pasado se implementó un operativo de seguridad con la participación de las policías Municipal, Estatal y Federal, así como elementos de la Guardia Nacional, además que habrá ley seca en el municipio.

    En las islas de Janitzio, Pacanda, Jarácuaro, Yunuén y Tecuén se lleva cabo una celebración llena de solemnidad, donde los pescadores del lago, conocidos como mariposeros, ofrecen a lo largo de la noche una exhibición de su técnica para pescar.

Categoria: