*

Iniciaron labores de exhumación en fosas clandestinas de Tetelcingo, Morelos

Enfoque Noticias
Jorge Sánchez
  • México.- Este lunes inició el proceso de exhumación de los cuerpos enterrados en el predio ubicado en el poblado de Tetelcingo, al norte de Cuautla, Morelos.

    Trabajadora de la Fiscalía General del Estado (FEG), personal forenses de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de la Procuraduría General de la República (PGR) se coordinan para rescatar los cuerpos.

    Dese las cinco de la mañana comenzaron a llegar familiares de las víctimas y peritos independientes de la UAEM; quienes insisten en que el trabajo sea “abierto", luego de que peritos de la FGE y PGR cubrieron la fosa con hules negros. 

    Alrededor de las seis de la mañana, la madre de Oliver Navarrete Hernández, María Hernández, acompañada de su hermana Amelia; de su abogado, David Marroquín; del rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez; el dirigente del Movimiento por la Paz, Javier Sicilia, madres y padres de personas desaparecidas, realizaron una ceremonia religiosa en dos fosas clandestinas, donde un sacerdote oró y dio la bendición.

    María Hernández leyó una carta, escrita por ella a nombre de Oliver, para narrar los hechos del secuestro de su hijo ocurrido el 24 de mayo de 2013. Posteriormente, el 3 de junio, se encontró el cuerpo de su hijo en una barranca.

    En la carta, se lee: “Mi nombre es Oliver Navarrete Hernández, hermano por los errores y negligencia de la Fiscalía General del Estado de los demás que están aquí (muertos); mañana, 24 de mayo de 2013, van a ser tres años de que gente, sin escrúpulos, me privó de la libertad y después me quitó la vida, abandonándome en una barranca de la cual me sacaron el 3 de junio de ese año. La fiscalía posteriormente me arrojó a esta fosa clandestina, cuando mi familia ya me tenía plenamente identificado”, dijo María Hernández.

    Hernández exigió una vez más justicia para su hijo Oliver: castigo para los plagiarios, para los asesinos y para los trabajadores de la FGE que de manera ilegal enterraron su cuerpo y el de más de cien personas.

    Por su parte la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) informó que en relación con la exhumación y su posterior reinhumación, el Organismo ejerció la facultad de atracción el 24 de noviembre de 2015, por ser un asunto que trasciende el interés público.

    La CNDH indica que participación del personal de la institución es con la calidad de observadores de la diligencia ministerial. A fin de garantizar que se respeten los derechos humanos de las víctimas y el derecho a la verdad.

     

     

     

     

     

Categoria: