*

IMSS trata a derechohabientes con enfermedad de Huntington con terapia, medicamentos y cirugía

Enfoque Noticias
  • México.- Con terapia, medicamentos e incluso cirugía, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atienden la enfermedad de Huntington, un raro padecimiento que se estima sufren alrededor de ocho mil personas en el país y que se caracteriza por movimientos involuntarios de tipo baile o contorsionales.

    El doctor Carlos Eduardo Martínez Cortés, neurólogo de la Clínica de Trastornos de Movimiento del Hospital de Especialidades del CMN Siglo XXI, explicó que mediante antipsicóticos y benzodiacepinas se busca reducir los movimientos involuntarios para que el paciente tenga mayor control de sus extremidades y pueda realizar sus actividades cotidianas con normalidad.

    Algo innovador que ofrecemos en el Seguro Social, dijo, es la cirugía, que está indicada cuando los movimientos del Huntington se vuelven severos e incapacitantes, pues el medicamento que se brinda deja de ser suficiente.

    “Requiere primero una evaluación por parte del neurólogo y si consideramos que es candidato, se realiza la cirugía: se colocan dos electrodos en la parte profunda de su cerebro, se genera una corriente eléctrica en la punta de este electrodo y esta energía, por así decirlo, mejora los síntomas del movimiento involuntario”, explicó el doctor Martínez Cortés.

    Para ofrecer un tratamiento integral –agregó– se brinda terapia psiquiátrica a las personas con esta enfermedad y que padecen depresión, ansiedad e incluso psicosis, ya que el paciente comienza a sufrir desórdenes mentales debido a la pérdida de células nerviosas en diversas regiones del cerebro.

    Indicó que lo más común es que este padecimiento aparezca entre los 30 y 50 años de edad, aunque también hay casos de pacientes que lo sufren en la niñez o juventud, y otros que manifiestan síntomas hasta la edad adulta mayor.

    Señaló que con un tratamiento adecuado el paciente tiene una mejoría importante y puede volver a su actividad social y laboral, aunque al ser una enfermedad genética, degenerativa y progresiva, actualmente no tiene cura y el tratamiento es únicamente para los síntomas.

Categoria: