*

Fusiles de asalto, granada de fragmentación y hasta subametralladoras han sido canjeadas en los módulos de desarme en la CDMX: Adriana Contreras

Jorge Sánchez, reportero
  • Durante la instalación del  módulo de Sí al desarme, sí a la paz en la alcaldía Miguel Hidalgo, en la Parroquia del Espíritu Santo y Señor mueve corazones, donde la ciudadanía podrá acudir a intercambiar sus armas de fuego por dinero en efectivo hasta el 4 de septiembre, la directora general de Gobierno de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México Adriana Contreras Vera, informó que se ha logrado el canje de armas de grueso calibre conocidas como Rifles de asalto, subametralladoras y granadas de fragmentación.

    La funcionaria capitalina, precisó que en lo que va del año, en los diversos módulos de dicho programa instalados en las 16 alcaldías de la capital, se han entregado 3 mil 816 armas de fuego; de las cuales 3 mil 124 de ellas son cortas, 451 largas y 241 granadas, además de 6 cartuchos dinamita, 831 mil 179 cartuchos y 7 mil 201 estopines.

    Adriana Contreras, llamó a la población a hacer conciencia y visibilizar el peligro que representa tener artefactos bélicos en sus hogares. 

    Comentó que esta acción institucional forma parte de la estrategia del Gobierno de la Ciudad en el tema de prevención de la violencia, “por lo que todos los días damos un mensaje a la población, casa por casa”.

    Recordó que en los módulos que se han instalado en las 16 alcaldías participan la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la Procuraduría General de Justicia de la capital, así como el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia y la Iglesia Católica, la cual brinda los espacios que dan confianza a las personas para que entreguen sus armas.

    Recalcó que las armas entregadas nunca volverán a ser utilizadas, ya que son destruidas por personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). 

    Por su parte, el representante de la alcaldía Miguel Hidalgo, Abraham Borden Camacho, comentó la importancia de llevar a cabo Sí al desarme, sí a la paz, ya que entregar armas a cambio de un beneficio genera mayor seguridad en las casas y un efecto inmediato de reducción de las violencias.

    Asimismo el sacerdote Francisco Valadez, llamó a los habitantes de la zona a acudir a la parroquia, ubicada en el número 233 de la calle José Martí, colonia Escandón: "Es importante, que además de depositar armas, entreguemos aquí cualquier actitud de violencia o agresividad", comentó.

Categoria: