Festejan el Día del Padre en Reclusorios de la CDMX

Jorge Sánchez, reportero
  • México.- La Subsecretaría de Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, festejó “Un Día del Padre, Padre” con un Rally Interactivo en el que participaron los papás privados de la libertad en los Centros de Reclusión de la Capital con sus hijos en una dinámica de juegos recreativos.

    El Subsecretario de Sistema Penitenciario de la CDMX, Hazael Ruíz Ortega, informó que también, este fin de semana, se organizaron actividades culturales y recreativas para festejar a los papás en reclusión.

    Para el festejo de este día se incluyó también a los papás que se encuentran en el “Módulo Diamante” del Centro Varonil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla y los Centro Varoniles de Seguridad Penitenciaria (Cevasep´s) I y II, que son las instalaciones de la Ciudad de México consideradas de alta seguridad, donde se encuentran recluidas personas que representan un alto riesgo institucional.

    Durante el desarrollo de los Rallys, los participantes deben cumplir con actividades de socialización, motrices y cognitivas que promueven diversos valores como el trabajo en equipo y la integración familiar.

    Las actividades fueron diseñadas por personal del área de prevención y reinserción social y tienen como objetivo fortalecer los vínculos afectivos familiares, mediante actividades recreativas desarrolladas en quipo familiar lo que favorece destrezas, fortalece valores y promueve la convivencia y en conjunto coadyuvan en el proceso de reinserción social de los padres privados de la libertad. 

    “En la actividad destaca la importancia de desarrollar el vínculo afectivo y de convivencia de las personas privadas de la libertad en los Centros de Reclusión de la Ciudad con sus familias y principalmente con cuan hijos”, explicó Ruíz Ortega.

    El Rally se dividió en módulos donde se realizaron diversas dinámicas como fueron la comunicación mediante gestos, para identificar diversos estados de ánimo; mímica y cámara lenta, en el que se desarrolla un lenguaje corporal;  o jugar a las estatuas, para destacar la importancia de la comunicación no verbal entre los participantes.

    Además, se realizaron otras actividades culturales y recreativas durante la visita familiar como son la presentación de grupos musicales, representaciones de teatro o danza, que en algunos casos fueron interpretados por las mismas personas privadas de la libertad.

     

Categoria: