*

Exige el presidente del TSJCDMX, Edgar Elías Azar respeto a la autonomía judicial y seguridad para los jueces de la capital

Jorge Sánchez, reportero
  • México.- El presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX), magistrado Edgar Elías Azar, exigió respeto a la autonomía del poder judicial y  mayor seguridad para los impartidores de justicia.

    Al rendir su informe de labores 2016, sostuvo que no son una dependencia del gobierno, y exigió respeto al poder judicial y a los impartidores de justicia, destacó que hoy la justicia muestra un nuevo rostro, con una movilidad y dinámica diferente en beneficio de la sociedad a la que se sirve, y, con cifras, subrayó que el órgano judicial se comienza a colocar como una de las instituciones jurisdiccionales más eficientes, aunque en lo presupuestal vive entre lo otorgado y lo realmente necesitado, con lo que se corre el riesgo de caer en la demagogia de “hacer como si cumpliéramos”.

    Puntualizó que los principios defendidos por su administración son la reducción del universo de procedimientos en juzgados y salas, disminución de los tiempos procesales, mayor acceso a la justicia, mejores servicios a la ciudadanía, y advirtió que en el TSJCDMX no hay expedientes judiciales en gaveta o cajón en espera de ser atendidopor tiempo indefinido, porque todos se estudian y se llevan al día. Destacó que hoy se tiene en la institución 16 por ciento menos trabajo que en el último lustro.

    Con la presencia del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, y del presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Leonel Luna Estrada, consideró que la justicia mexicana ha vivido momentos de apuro en el último lustro, que requieren de gobiernos de eficacia e inteligencia, ingenio y audacia.

    No son momentos, enfatizó, para timoratos ni para contener el aliento, y comentó que el Poder Judicial de la Ciudad de México se niega a participar en la farsa del “hacer como si cumpliéramos”, lo que sólo adquirirá visos de autenticidad si se proporcionan los instrumentos de trabajo necesarios y el ambiente propicio para alcanzar logros apetecibles.

    Recordó que el TSJCDMX tuvo este año recursos autorizados por 4 mil 763 millones de pesos, y que sólo para cubrir el mínimo irreductible gastó 6 mil 943 millones de pesos, para hacer frente a las obligaciones que se incrementaron por efecto de las reformas legales adoptadas por la ciudad.

    Hizo un reconocimiento, en este sentido, al jefe de gobierno por su comprensión y apoyo, con los que el órgano judicial logra salir avante en sus gastos y encomiendas.

    Ante los plenos de magistrados y de consejeros de la Judicatura local, Elías Azar se refirió al cambio paradigmático impulsado por el gobierno federal que obligó a replantear la justicia tradicional en las áreas penal, civil, familiar y mercantil, y en otras variantes antes ajenas a la jurisdicción local, como la de justicia para adolescentes, ejecución de sanciones penales y próximamente en materia laboral.

    En relación al nuevo sistema de justicia penal de la Ciudad de México, destacó que desde su implementación han ingresado 5 mil 300 carpetas, de las que 36 por ciento se resolvieron mediante una salida alterna de solución de controversias; asimismo, que 22 por ciento se iniciaron sin detenido; 14 por ciento se sobreseyeron; que en 6 por ciento se determinó la no legalidad de la detención, y que en sólo 1 por ciento se llegó a juicio oral.

    El magistrado informó que en el ejercicio 2016 ingresaron a los diversos órganos jurisdiccionales de primera y segunda instancia 324 mil 806 asuntos, y que el total de resueltos ascendió a 250 mil 260. Es decir, abundó, la totalidad de asuntos atendidos en 2016 fue de 575 mil 096.

    Explicó que, por materia en primera instancia, los resultados obtenidos registran en civil una reducción de 1 por ciento de expedientes ingresados, pero un aumento de 1.8 por ciento en la emisión de sentencias respecto al año anterior. El mismo fenómeno, destacó, sucede en otras materias, como la penal, familiar y de justicia para adolescentes.

    Añadió que en penal hubo una reducción de 12 por ciento en expedientes ingresados; en familiar, un aumento de 3 por ciento de ingreso de expedientes, pero también un aumento de sentencias emitidas, a razón igual de 3 por ciento; mientras que en justicia para adolescentes una reducción importante de 52 por ciento de expedientes, y una constante de mil 300 sentencias emitidas al año.

    Aseguró el magistrado que estas cifras comienzan a colocar al TSJCDMX en la lista de instituciones jurisdiccionales más eficientes.

    Reconoció el esfuerzo de jueces y magistrados, y dijo que con éste se ha logrado evitar el indeseado y temido rezago judicial. No se puede permitir, enfatizó, que por malos ejercicios de la profesión y por las oportunidades dilatorias que en ocasiones las leyes dan, haya expedientes vivos en los cajones de los juzgados.

    Elías Azar dijo que no hay duda de los avances y de que se ha cambiado para bien. Habló de retos y de lo mucho que hace falta por andar, construir y modificar en las conciencias y mentalidades de los juzgadores.

    Al abundar en cifras, dijo que en 2016 se lograron 16 mil 500 mediaciones públicas y privadas.

    Recordó que durante la actual administración se logró un crecimiento de 85 por ciento de la superficie territorial del TSJCDMX, que pasó de 193 mil metros cuadrados en 2008 a 358 mil en 2016.

    Destacó la remodelación en su totalidad de la gran mayoría de los edificios, la adquisición de nuevos inmuebles y predios para nuevas edificaciones, y subrayó el caso de los asentados en la Ciudad Judicial, como el Edificio de Salas Penales y el Centro de Justicia Alternativa; por otra parte, mencionó los juzgados de Ejecución de Sanciones Penales y los edificios para el sistema procesal penal acusatorio en los reclusorios Norte, Oriente, Sur y Santa Martha Acatitla.

    Habló de la habilitación de 187 salas de juicios orales distribuidas en 11 diferentes inmuebles, todas dotadas de infraestructura de punta en materia de audio y video

    Además, anunció el inicio de la obra que albergará las nuevas salas civiles y la Escuela Nacional de Jueces, en la que dijo esperar que todos los tribunales del país aporten lo mejor de su estructura académica en beneficio de la preparación y selección no sólo de jueces, sino de defensores públicos y ministerios públicos.

    Al acto asistieron el consejero jurídico del Ejecutivo federal, Humberto Castillejos Cervantes; el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue Wiechers; el secretario de Seguridad Pública, Hiram Almeida Estrada, y el procurador general de Justicia, Rodolfo Ríos Garza, entre otros.

     

Categoria: