En consulta con el Senado, rechaza México inspecciones laborales y reglas de origen de aluminio y acero que plantea estados unidos en adendum al T-MEC

Gerardo Cedillo, reportero
  • México.- En consulta con el senado, el gobierno de México rechazó de manera tajante aceptar las modificaciones al T-MEC planteadas por Estados Unidos en materia Laboral y sobre la producción y comercio de Aluminio, condicionó la regla de origen para que el 70 por ciento del acero fundido tenga origen norteamericano y planteo un plazo de 5 años para que esto pueda entrar en vigor.

    Sin embargo dijo que no tendría inconveniente en aceptar los cambio en materia ambiental y en el rubro de medicamentos bio genéricos que plantea Estados Unidos en un adendum a este tratado comercial con Canadá y México.

    Luego de un encuentro de 4 horas con la junta de coordinación política de la cámara alta, en la que estuvieron presentes todos los grupos parlamentarios, Marcerelo Ebrard, secretario de relaciones exteriores, aclaró que en materia laboral, no se aceptaran las revisiones directas, pero a cambio se plantean paneles de controversia en la materia para evitar violaciones a la soberanía nacional.

    “En el tema laboral. Como ustedes saben, hubo de parte de varias voces en Estados Unidos, planteamientos de inspecciones directas o fórmulas de presencia de funcionarios de Estados Unidos en territorio mexicano para supervisar plantas o empresas. Evidentemente eso no es aceptable ni se va a aceptar, y en eso hay consenso de todos quienes hoy hemos conversado.

    México en cambio, ve con muy buenos ojos los páneles, páneles que en los últimos años no han funcionado para resolver controversias entre México y Estados Unidos.

    De aceptarse el esquema de páneles, lo veríamos muy bien para resolver controversias no sólo en lo laboral, sino en otros temas.

    Sería muy temprano para darles a ustedes el detalle de lo que acabo de decir, pero se entiende fácilmente que un panel es un instrumentos de resolución de controversias, paritario, formado por expertos y con un tercero con autonomía respecto a ambos países, que al final del día es quien toma las decisiones”.

    Ebrard, señalo que sobre el Aluminio México no puede aceptar estos cambios, ya que no produce bauxita y sobre el acero aclaro lo siguiente.

    “Y respecto al acero y el aluminio, bueno, se ha propuesto por parte de los Estados Unidos se quería proponer, como ustedes saben, ya la obligación de que el 70 por ciento del acero sea de la región de Norteamérica, lo mismo en el caso del aluminio, y que pudiera ser desde lo que se llama la fundición originaria del acero.

    Ya México les ha compartido que nos crearía muchos problemas; ahora, después de esta reunión, les diremos que no aceptaríamos de ninguna manera que esa obligación entra en vigor en el momento en que el tratado sea ratificado y entre en vigor, sino que tendrá que ser con un plazo de más de cinco años; caso contrario, no lo aceptaríamos por ningún motivo.

    El aluminio, no vamos a aceptar ningún plazo, porque México no tiene el recurso primordial del aluminio, que es la bauxita, entonces nos pondría en una desventaja muy grande; por lo tanto, no es de admitirse en el tema del aluminio ningún plazo”.

    Ricardo Monreal y Monica Fernandez a nombre del senado , reconocieron esta consulta con el senado como un hecho inedito y muy positivo.

    Informó que el senado quedara atento al proceso legislativo para este edendum que seria denominado protocolo de enmiendas.

    “Es un protocolo de enmiendas al T-MEC, resaltando que fue muy oportuno y además muy correcto el que se haya ratificado el T-MEC hace varios meses. Si no hubiese sido así, estaríamos discutiendo, en este momento, sin ratificarse, aspectos torales del mismo. Ahora no, se acotan sólo los temas que comentó el Canciller y son los únicos que el Senado autoriza hasta formalmente recibir la comunicación y el protocolo de enmiendas. Se turnará a las comisiones dictaminadoras y se seguirá todo el proceso formal legislativo, para que el Pleno sea quien ratifique este protocolo de enmiendas al que se pueda llegar en los próximos días. Hablo quizá de días o de semanas, pero lo más probable es que vamos a esperar".

    Además Monreal dejo en claro que haber ratificado el T-MEC en junio pasado, lejos de ser una desventaja, fue un acierto, ya que impidió que México estuviera discutiendo a estas altura, otro mucho temas en los que hubo diferendos.

    En la reunión privada, estuvieron presentes, la secretaria de economía, Graciela Márquez Colín, el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, los presidentes de las comisiones de relaciones exteriores, Héctor Vasconcelos y las panistas Georgina Cruz y Josefina Vázquez Mota, las priistas, Beatriz Paredes y Claudia Ruiz Massieu, Miguel Mancera del PRD y Manuel Velazco por el Partido verde.

     

Categoria: