El Instituto Iberoamericano de Berlín celebra 90 años

Enfoque Noticias / EFE
  • Berlín.- El Instituto Iberoamericano (IAI) de Berlín, que tiene una de las bibliotecas en español y portugués más grandes que existen fuera de Latinoamérica, España y Portugal, celebra hoy sus 90 años en los que ha tenido importancia como centro cultural y de investigaciones. "Lo más visible del instituto es la biblioteca pero el instituto no solo es la biblioteca", dijo a Efe la directora del IAI, Barbara Göbel.

    La biblioteca, según Göbel, ha sido desde la fundación el pilar fundamental para articular un diálogo con Latinoamérica -posteriormente también con España y Portugal- que se traduce en proyectos de investigación, en publicación y en la presencia de investigadores invitados en el instituto. "Todo eso ha ido creando una red de contactos que es buena para nosotros y también para quienes pasan por el instituto como investigadores invitados", dijo Göbel.

    La biblioteca, con más de un millón de títulos, tiene material de todos los países de Latinoamérica y está creciendo permanentemente. El IAI, que está integrado en la Fundación Patrimonio Cultural Prusiano, tiene un presupuesto base de 4,5 millones de euros al año, al que se agregan otros fondos para proyectos específicos, y compra libros por valor de 800.000 libros anuales. El origen del instituto fueron diversas donaciones, la más importante de las cuales fue la del historiador y periodista argentino Ernesto Quesada (1858-1934).

    Quesada, que paso varias épocas de su vida en Alemania, fue al colegio en Dresde y estudió posteriormente en Berlín y en Leipzig, donó al ahora desaparecido estado prusiano su biblioteca de 80.000 volúmenes que sería la piedra angular de la fundación del IAI. La condición de la donación era que la biblioteca se usara para fomentar las relaciones culturales entre Alemania y Latinoamérica.

    "Luego vinieron otras donaciones de profesores e intelectuales", explicó Göbel. Los bienes culturales del estado prusiano -como colecciones de arte y bibliotecas- pasaron más tarde a formar parte de la Fundación Patrimonio Cultural Prusiano en la que ahora está integrado el IAI. Esto último, según Göbel, ofrece algunas ventajas como la cooperación con otras instituciones culturales y también estar integrado en una organización que recibe fondos de todos los estados federados alemanes y del Gobierno central. 

Categoria: