El español Carlos Aransay dirigió el concierto del Coro de Madrigalistas, en el emblemático recinto de Bellas Artes

Enfoque Noticias
  • México.- Con el estreno en México de la obra "Salmo a 18 voces en 7 coros: Miserere mei, Deus" (1726), el Coro de Madrigalistas de Bellas Artes y Antiqva Metropoli, bajo la dirección del español Carlos Aransay, ofreció el concierto de gala en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes. 

     Ambas agrupaciones ofrecieron la función Descubrimientos barrocos, que formó parte de los festejos del 85 aniversario del Palacio de Bellas Artes, a través de un programa completo que incluyó el estreno en el país de la obra del compositor y sacerdote español Juan Manuel de la Puente (1692-1753). 

     Se trató de un concierto en el que se mostró las diferentes tesituras de los intérpretes en obras de la época del barroco, acompañados por los músicos de Antiqvua Metropoli. 

    Las voces del Coro de Madrigalistas iniciaron interpretando las obras “Nisi Dominus en la menor, ZW 92”, “De profundis en re menor”, “Miserere en do menor, ZW 57” e “Hipocondrie”, del compositor checo Jan Dismas Zelenka (1679-1745). 

    También, en la segunda parte del concierto, se interpretó la pieza “Missa Sancti Christophori”, de Antonio Lotti (1667-1740). 

    Para culminar el concierto, el grupo coral y el ensamble Antiqvua Metropoli interpretaron la obra “Salmo a 18 voces en 7 coros: Miserere mei, Deus”, donde unos cantantes y músicos se colocaron en los balcones, ubicados a los lados del escenario, para darle precisamente el sentido en que fue concebida la pieza.

Categoria: