Desarrollo de la sociedad debe ser la mejor cara y fin último de la democracia: César Camacho

Sergio Perdomo, reportero
  • México.- La mejor cara de la democracia, más allá de un sistema político y un régimen jurídico, debe ser el desarrollo, el constante mejoramiento cultural, material y social del pueblo, afirmó en la UNAM,  el coordinador parlamentario del PRI en San Lázaro, César Camacho.

    Al participar como comentarista en la presentación del Informe del Desarrollo en México 2015 –realizado por el Programa Universitario de Estudios del Desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)–, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados señaló que este trabajo de investigación y análisis pone el acento en el gran reto de la garantía al derecho de la igualdad, que está consignado en el artículo Primero Constitucional; sin embargo, el establecimiento de mecanismos para su ejercicio es de suma importancia.

    Destacó que al final del siglo XX se dieron importantes avances para lograr la igualdad política, pero es la igualdad, sin adjetivos ni precisiones, lo que se debe conseguir.

    En el evento al que asistió el rector de la UNAM, Erique Graue Wiechers, César Camacho aseveró que el informe fija cuatro temas que imponen retos: la necesidad de incrementar los recursos fiscales del Estado para mitigar los riesgos sociales de la desigualdad; mejorar el marco jurídico para darle mayor claridad y sentido homogéneo a las actividades del Estado, para garantizar el ejercicio de los derechos sociales.

    También establece la necesidad de perfeccionar las políticas públicas para combatir más eficazmente la pobreza, mediante un modelo de crecimiento y desarrollo productivo incluyente y con enfoque regional y, por último, abordar las nuevas agendas de riesgos que enfrentan las poblaciones en mayores condiciones de vulnerabilidad.

    Ante Leonardo Lomelí, secretario general de la UNAM; Rolando Cordera, coordinador del Programa Universitario de Estudios de Desarrollo; Alberto Vital, coordinador de Humanidades; David Ibarra, profesor de la Facultad de Economía, Clara Jusidman, presidenta honoraria de Incide Social y el senador Alejandro Encinas, el diputado mexiquense advirtió cuatro urgencias para acelerar el desarrollo:

    Sostuvo que en primer lugar se debe romper la trampa del lento crecimiento, especialmente si se trata de la economía doméstica; dinamizar la creación de empleos dignos, es decir, aquellos que permiten que el salario sea remunerador y con acceso a prestaciones económicas y sociales; construir un sistema integral de seguridad social; y reducir la violencia, así como garantizar el Estado de derecho.

    Dijo que el Informe del Desarrollo en México 2015 es un ejercicio inédito, en el que se logró dar noción de la complejidad y de los múltiples factores que inciden en el desarrollo, no sólo económico, “si bien, el desarrollo económico es vital, el desarrollo sin adjetivos es, al final, lo que nos importa”.

     

     

Categoria: