*

Demandan justicia familiares de Daniela Ramírez, joven desaparecida en Tlalpan, el pasado 18 de mayo

Jorge Sánchez, reportero
  • Ciudad de México.- Familiares y amigos de Daniela Ramírez Ortiz la  joven desaparecida en Tlalpan desde el pasado 18 de mayo tras abordar un taxi para dirigirse a su domicilio, cuyo ratos de su cuerpo presuntamente se encontraron ayer en las inmediaciones del poblado de Parres en la alcaldía Iztapalapa, se concentraron en la entrada principal de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, para exigir  certeza en la investigación que lleva a cabo la institución.

    A pesar de que la procuradora  Ernestina Godoy, dio a conocer que hasta el momento no se tiene la certeza científica de que la osamenta encontrada corresponda a Daniela, en la manifestación una persona que dijo ser  tío de la víctima, reveló que ellos identifican plenamente el cadáver.

    Señaló que la ropa así como el trabajo dental que tenía una de las dos osamentas encontradas en ese paraje, corresponde a los de Daniela, sin embargo, detalló que los encargados de la Procuraduría Capitalina les dijeron que los resultados reales estarán hasta dentro de 15 días, algo que consideraron “absurdo”, pues hasta el momento, no le han notificado nada a la madre, quien desde el día que desapareció “está destrozada”.

    “A nosotros no nos han notificado nada, ni si quiera nos dieron acceso a la carpeta de investigación, de todo lo que nos hemos enterado es por las filtraciones a los medios de comunicación y eso creo que no es justo” expresó el presunto tío de Daniela quien no se identificó.

    “El trabajo que han hecho es deficiente, hasta el momento no tiene alguna pista que pueda llevarnos al responsable, por eso exigimos que renuncien si no puede con el trabajo o que designe a personal capacitado, a la madre la revictimizaron aquí desde el primer día”, comentó.

    La joven de 18 años salió de la pizzería donde trabaja a las 21 horas del sábado 18 de mayo, cuando se dirigió a una fiesta con sus amigos; para volver a su casa tomó un taxi que la llevaría a su domicilio, al cual nunca llegó.

    Sin embargo, a las 12:40 de la madrugada del domingo 19 de mayo, envió un mensaje a un amigo pidiéndole ayuda porque el conductor la llevaba por un camino distinto al que ella le había indicado. "Creo que el taxi me quiere secuestrar", escribió.

    La PGJCDMX continúa con la integración de la carpeta de investigación para esclarecer el caso y evitar la impunidad, afirmó la institución.

Categoria: