Curanderos de la CDMX concluyen Diplomado de bases en Salud Intercultural 

Jorge Sánchez, reportero
Sederec
  • Ciudad de México.- Curanderos de la Ciudad de México concluyeron el Diplomado de bases en salud intercultural, con el cual se generó un espacio de crecimiento y reflexión sobre la práctica que llevan a cabo cada día desde la medicina tradicional.

    Evangelina Hernández, directora general de Equidad para los Pueblos y Comunidades de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec), comentó que para el Gobierno de la CDMX, encabezado por el doctor Miguel Ángel Mancera, es importante brindar herramientas y técnicas a los curanderos para que realicen su labor de manera profesional.

    Informó que en el Diplomado –que tuvo unaduración de 140 horas distribuidas en 35 sesiones- participaron los 31 curanderos de las Casas de medicina tradicional, quienes iniciaron el curso el 6 de agosto y hoy concluyeron.

    Detalló que este diplomado fue impartido por el maestro Salvador Aldama López, de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, quien a lo largo de cuatro bloques trató temas como: Conceptos de salud e interculturalidad; Masaje y su base anatomofisiológica; Uso de plantas medicinales y Casos clínicos en adultos mayores y niños. 

    Dijo que con la implementación de estos espacios de conocimiento, se permitirá que desde la ciencia y la reflexión sobre la práctica de la medicina tradicional se enfoquen los saberes a la aplicación de masajes y el uso de la herbolaria, a fin de abordar casos clínicos terapéuticos.

    Comentó que como parte del trabajo final del diplomado, los curanderos llevaron a la práctica las herramientas adquiridas en una jornada de medicina tradicional realizada el pasado 25 de noviembre en la explanada del Monumento a la Revolución, donde atendieron de manera gratuita a quienes solicitaron sus servicios. 

    Recordó que parte de los objetivos de la Sederec, impulsados también por la titular Rosa Icela Rodríguez, es promover el uso de la medicina tradicional y herbolaria en la Ciudad de México como una alternativa para curar enfermedades de filiación cultural (curada de empacho, susto, mal de ojo), entre otras.

Categoria: