*

Crisis e inseguridad en el transporte público del Estado de México, denuncian choferes

Jorge Sánchez, reportero
  • Estado de México.- Concesionarios y choferes del transporte público del Estado de México, exigen al gobierno de la entidad mayor seguridad ante el incremento en los asaltos a pasajeros, robo de unidades y extorsiones de delincuentes y autoridades.

    Trabajadora del volante de diversas rutas advirtieron que si las autoridades no actúan para garantizar la seguridad del gremio y de los usuarios, se verán en la necesidad de efectuar un paro del servicio.

    Durante una concentración que efectuaron en los límites del municipio de Nezahualcóyotl y la delegación Iztapalapa, los choferes de camiones, microbuses y combis conocidas como peceras, exigieron también apoyos del gobierno para renovar sus unidades, tras reconocer que gran número de estas se encuentran en malas condiciones.

    "El transporte público del Estado de México -que gobierna Eruviel Ávila Villegas-, es inseguro,  pésimo y riesgoso para los usuarios, a demás de que es más caro, viejo, contaminante y está en mal estado" afirmaron pasajeros de dichas unidades; entrevistados durante el mitin.

    Sostuvieron que la  violencia en el transporte público del Estado de México, se ha incrementado, en comparación con el transporte de la capital, donde el pasaje es más barato y se cuenta con la red más importante del país.

    Las tarifas en la entidad mexiquense no son fijas y varían mucho, incluso -en un recorrido de base a base, hablando del kilometraje-, los usuarios llegan a pagar hasta el doble de la tarifa, en tanto que el la CDMX, hay claridad del pago que hacen el usuario por cada viaje.

    Al respeto, el diputado del Partido Acción Nacional Fernando Rodríguez Doval criticó el mal estado del transporte público en el territorio mexiquense.

    El legislador indicó que el transporte público de esa entidad está en pésimo estado y es un riesgo constante para los usuarios, quienes además de viajar incómodos, son víctimas de manera constante de abusos por parte de los operadores y delincuentes quienes además de despojarlos de dinero y objetos de valor, muchos son asesinados a puñaladas y balazos por resistirse al robo.

    El también secretario de la Comisión del Distrito Federal de la Cámara de Diputados señaló que todos los días "hay decenas de historias que terminan en tragedia y que suceden a bordo del transporte público, ya sea taxi, Mexibús u otro tipo de colectivos".

    Refirió que de acuerdo con los datos más recientes del INEGI y del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el Estado de México encabeza las estadísticas con más robos, homicidios, secuestros y extorsiones, al destacar que, ocho de cada diez mexiquenses dicen sentirse inseguros y muchos de los delitos se cometen en unidades del transporte público, como en el Mexibús.

    De acuerdo a las estadísticas de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, los municipios donde se cometen más delitos en unidades de transporte público en el Estado de México son Ecatepec, Nezahuacoyotl, Los Reyes La Paz, Chimalhuacán, Tlalnepantla, Atizapán de Zaragoza, Naucalpan e Ixtapaluca.

    Una encuesta realizada por Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), puso en la mesa del debate cuál es el medio de transporte público más malo, 54.3 por ciento de la gente contestó que los microbuses o colectivos son los peores en calles, avenidas y carreteras.

    El legislador,  sostuvo que las cifras muestran  que el Secretario de Movilidad en el Estado de México, Isidro Pastor Medrano y el gobernador Eruviel Ávila Villegas, no han podido componer el transporte en la entidad por lo cual miles de unidades “chatarra y pirata” siguen circulando y prestando el servicio como Transporte Público de Pasajeros, unidades -dijo- que se han convertido en un peligro latente tanto para los usuarios como para los mexiquenses.

    Afirmó que muchos micros y combis provienen de la Ciudad de México, unidades que han sido  sancionadas y retiradas por la autoridad de la capital, se les permite circular sin restricción alguna en el territorio mexiquense.

    Finalmente, denunció que varias concesiones son propiedad de servidores públicos y ha quedado al descubierto el contubernio entre la Secretaria de la Movilidad del Estado del México y los propietarios de las unidades “chatarra y pirata”, incluso hay unidades que prestan el servicio sin el seguro de vida del usuario y cuando tienen un accidente compran un seguro “exprés” para evitar que el vehículo accidentado se quede en el corralón.

Categoria: