*

Continúa a la baja la movilización de chalecos amarillos en Francia

Enfoque Noticias
Notimex
  • París.- Aunque con una menor participación, el movimiento de los “chalecos amarillos” se manifestó hoy de nueva cuenta en toda Francia, por vigésimo sexto sábado consecutivo, principalmente en las ciudades de Lyon y Nantes, donde se registraron enfrentamientos con la policía.

    Alrededor de 18 mil 600 manifestantes se movilizaron este sábado en las calles de Francia, informó al anochecer el Ministerio del Interior, aunque el “número amarillo” publicado en la página del movimiento social en Facebook dio cuenta de alrededor de 37 mil 529 personas.

    Las cifras sobre la participación en las protestas de este Acto XXVI fueron ligeramente menores que el pasado fin de semana, cuando el gobierno estimó que marcharon 18 mil 800 manifestantes y los “chalecos amarillos” dijeron haber sido más de 40 mil.

    El movimiento social contra el presidente francés Emmanuel Macron y sus políticas económicas y sociales está por cumplir seis meses, con progresiva debilidad, según diversos medios de comunicación franceses.

    La jornada de protestas se centró este día en Lyon y Nantes, que al ser sedes de las convocatorias nacionales, tuvieron las concentraciones más grandes, pero también fueron escenario de enfrentamientos entre manifestantes y policías.

    En Lyon, se reunieron a unas dos mil personas y tras comenzar las protestas la situación rápidamente se tornó tensa, cuando algunos manifestantes lanzaron piedras, botellas y petardos contra los oficiales de la gendarmería que impedían el paso hacia una zona prohibida del centro de la ciudad.

    La policía respondió con chorros de gas lacrimógenos para dispersarlos, episodio que habría dejado heridos a 10 oficiales y un manifestante, así como por lo menos una decena de personas arrestadas.

    En Nantes se registraron enfrentamientos en las inmediaciones de la zona prohibida para protestas, que fue extendida a última hora y donde fue desplegado “un nivel sin precedentes de fuerzas policiales”.

    Autoridades locales dieron cuenta de la presencia de “dos mil manifestantes, incluidos 500 ultras” y precisaron que la policía disparó gases lacrimógenos para disuadirlos, después que lanzaron todo tipo de proyectiles contra los oficiales.

    También tuvieron lugar movilizaciones en París, donde se estimaron mil 600 manifestantes; y en Montpellier, que vio a mil 300 personas en sus calles; así como en las ciudades Lille, Burdeos, Dijon, Niza, Toulouse y Estrasburgo, donde las protestas se desarrollaron de manera pacífica.

    Las autoridades francesas han esperado durante mucho tiempo esta desaceleración del movimiento, ya que la crisis de los “chalecos amarillos” es la peor que ha sufrido Macron desde que llegó al poder hace dos años, escribió la emisora local RFI.

     

Categoria: