*

Consumo de tortilla ayuda a mantener salud bucal, aún sin dientes

Enfoque Noticias
Agencias
  • México.- Para mantener una salud bucal adecuada, aun cuando una persona no tiene dientes, ya sea porque se trata de un bebé que apenas va a empezar a formar su dentadura o de un adulto mayor que carece de piezas dentales, la alimentación es muy importante.

    De acuerdo con Benjamín Rodríguez Tovar, cirujano dentista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México con posgrado en gerontología, la salud bucal depende en gran medida de la alimentación. “Debemos consumir alimentos ricos en calcio, flúor, fósforo, vitaminas A, B, C, D, niacina, y ácido fólico, nutrientes que se encuentran de forma conjunta, por ejemplo, en la tortilla preparada con de harina de maíz". 

    Explicó que es difícilmente se encuentran todos estos nutrientes en un solo alimento, de ahí que la tortilla hecha con de harina de maíz sea uno de los alimentos más ricos en nutrientes y que más ayudan a mantener buenos niveles de salud. 

    “Desde que una mujer está embarazada se recomienda que consuma tortilla, debido a sus altos contenidos de calcio y ácido fólico, principalmente, ya que estas propiedades ayudarán a la formación de los huesos del embrión. Claro hay que tener una dieta balanceada y en ocasiones complementar este consumo con otras vitaminas”.

    Detalló que durante el embarazo, los fetos absorben gran cantidad de calcio y ácido fólico del cuerpo de la madre, por lo que mantener una alimentación balanceada que incluya el consumo de tortilla, pero insistió en la que es elaborada con harina de maíz que está adicionada con vitaminas y minerales, es indispensable para que los dientes de la madre no se descalcifiquen y no se generen caries. 

    Posteriormente, en la etapa de lactancia todo el calcio y vitaminas que consuma la madre serán transmitidos al bebé a través de la leche materna, lo que le ayudará a ir formando huesos, fortalecer sus encías y dar paso al nacimiento de las primeras piezas dentales. 

    “De hecho, la tortilla es un alimento muy noble que se puede dar a los bebés desde que el momento en que ya pueden consumir alimentos de mayor consistencia y no sólo leche materna. Es común que se remoje la tortilla con algún consomé y así se le dé a los niños, aun cuando no tienen dientes. Esto les ayuda mucho”. 

    Detalló que además del calcio, que da fuerza a los huesos y los dientes, la niacina y el resto de las vitaminas B, incluido el ácido  fólico generan colágeno que ayuda a la formación y fortalecimiento de encías. 

    Por esta razón, los adultos mayores, aun cuando carezcan de una o de todas sus piezas dentales, deben procurar mantener el consumo de tortilla. 

    “Es indispensable que los adultos mayores mantengan una sana alimentación y sobre todo que no eliminen la tortilla de su dieta diaria ya que este alimento les ayudará a mantener fuertes los huesos de la boca y, por el colágeno que produce, a que las propias encías se sigan regenerando y se mantengan fuertes”.

    Estas dos condiciones, huesos bucales y encías fuertes, son indispensables para que un adulto mayor pueda recibir una prótesis dental y no privarse de otros alimentos, recalcó Rodríguez Tovar.

    Cabe resaltar que en México la tortilla sigue siendo elaborada principalmente con masa de maíz nixtamalizado al representar un 65%, frente a un 35% por ciento que es producida con harina de maíz, que a su vez, está fragmentada de la siguiente manera: 25% por Maseca, 8% por Minsa, 1% por Harimasa, 0.50% por Cargill, 0.40% Macsa y 0.20% por Blancas.

Categoria: