*

Condena Acción Nacional reunión de Martí Batres con ex líder de ETA

Ricardo Trejo, reportero
  • México.- El partido Acción Nacional condenó que el Presidente del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, haya recibido a Arnaldo Otegi Mondragon, ex líder de ETA con al menos cinco condenas, 14 años de prisión por actos terroristas y actual Coordinador General del EH Bildu, coalición política de El País Vasco y Navarra.

    Al respecto, la Secretaria de Asuntos Internacionales del blanquiazul, Mariana Gómez del Campo, reprobó que el ex terrorista haya participado en una charla en la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, bajo el argumento de que es uno de los dirigentes históricos de la izquierda independentista de El País Vasco, cuando su forma de actuar fue la subversión a través de ETA.

    Dijo que el PAN, reprueba que representantes del Estado mexicano, en este caso, el Presidente del Senado de la República, se reúna con un personaje cuya principal actividad ha sido el terrorismo. 

    Gómez del Campo señaló que “si bien ahora Arnaldo Otegi Mondragon se dedica a la política, no podemos permitir el encuentro con una persona que ha usado el terror como su principal arma política”.

    Indicó que la reunión de Arnaldo Otegi con Martí Batres se realizó el 19 de marzo y fue el mismo Presidente del Senado mexicano quien lo dio a conocer en un tuit junto con una foto, en donde se aprecia la bandera de El País Vasco y se informaba que en la reunión se hicieron cometarios sobre “la importancia de que la izquierda no olvide las grandes preocupaciones económicas de la gente”. 

    En 1977, Arnaldo Otegi Mondragon se unió a las filas de la entonces organización independentista ETA político militar que utilizó el terrorismo como su principal forma de actuación. En 1981 se incorporó a ETA militar y participó en varios atentados tales como la explosión de una gasolinera, robos, asalto al Gobierno Militar de San Sebastián. 

    Se refugió en Francia, pero en 1987 fue entregado a España. En 1989 fue condenado a seis años de prisión por el secuestro del empresario Luis Abaitua en Vitoria, entre otras condenas relacionadas con el terrorismo.

Categoria: