*

¿Cómo hacer frente a la contingencia ambiental extraordinaria que se vive en la CDMX?

Enfoque Noticias
Agencias

Foto: webcamsdemexico.com

  • Ciudad de México.- Las elevadas temperaturas y la falta de lluvia, aunado a los incendios que se presentaron en diversas alcaldías del Valle de México, provocaron un incremento considerable de la polución, provocando una de las peores contingencias ambientales que se han vivido en la capital.

    Como resultado de lo anterior, la calidad del aire empeoró llegando hasta 158 puntos en el Índice de Calidad del Aire y se elevó la concentración de PM 2.5, que es lo más preocupante ya que se trata de partículas ultra finas inhalables de 2.5 micrómetros, altamente dañinas a la salud. Este material particulado se conforma de diversos químicos emitidos por los gases de los automóviles y de las fábricas, incendios, combustibles y polvo común.

    Exponerse a las PM 2.5 causa graves consecuencias en la salud, causando enfermedades en las vías respiratorias y cardiovasculares, aumenta el riesgo de padecer cáncer, así como alterar las funciones cognitivas de las personas. Por esto, es primordial evitar realizar ningún tipo de actividad al aire libre y reducir el uso del automóvil para no seguir generando contaminación.

    Aunque se recomienda permanecer en interiores, ya sea en casa, en la oficina o el salón de clases, también se pueden sufrir los efectos de la contaminación debido a que las PM 2.5 son tan pequeñas que lograr entrar en los hogares, además de las toxinas imperceptibles que emanan de la cocina, los parabenos de las velas aromáticas, polvo y benceno, lo que puede producir alergias y otras enfermedades

    Debido a esto, te presentamos 6 consejos básicos para que te cuides durante esta contingencia y ya sea que salgas a la calle o te quedes en casa, reduzcas los efectos de este problema ambiental en tu salud y la de tu familia:

    1. Cuida tu piel y ojos: La contaminación y el ambiente seco deshidratan, enrojecen e irritan la piel y provocar conjuntivitis en los ojos. Es importante hidratar la piel, utilizar bloqueador solar de máxima protección, aún cuando esté nublado, así como usar gorra o sombrero Utiliza gotas y lentes polarizados con filtros UV para cuidar tus ojos de la radiación y el polvo.

    2. Utiliza cubrebocas: Si estarás en la calle, viajas en transporte público, utilizas bicicleta o moto, procura cubrir tu nariz y boca con un cubrebocas, una máscara para filtrar el aire o un paño húmedo, lo que evita el paso de las micropartículas.

    3. Utiliza purificadores de aire en casa: Como se mencionó, nuestra casa u oficina no están libres de contaminación, por lo que una buena opción es adquirir un purificador de aire que capture las partículas y alérgenos que pueden provocar enfermedades. Después de estar en el exterior, tu cuerpo agradecerá estar en un lugar con aire limpio.

      “En Dyson, invertimos en investigación y desarrollo de purificadores, que además de expulsar aire frío, son capaces  de eliminar más del 99.97% de las partículas de hasta 0.3 micras, incluso menores que PM2.5, como polen y bacterias, purificando la contaminación en interiores. El ventilador Pure Cool Advanced Technology cuenta con un filtro HEPA y carbón activado, para capturar gases, y sensores láser que detectan el nivel de partículas contaminantes”, comentó Jessica Rowley , ingeniera del área de Control Ambiental de Dyson.

    4. Cámbiate de ropa: Si estuviste todo el día en la calle, en cuanto llegues a casa procura quitarte los zapatos en la entrada y cambiarte con ropa limpia, de esta forma evitas que entren partículas que puedan contaminar tu hogar.

    5. Bebe más agua: La contaminación y el calor deshidratan, por lo que es importante beber agua constantemente. Además, ayudará a hidratar nuestra piel así como la mucosa de nuestros ojos y nariz; para esto, puedes también usar sprays con agua de mar para hidratar tus vías respiratoria.

    6. Evita comer en la calle: Procura comer alimentos frescos y que estés seguro que han sido lavados y desinfectados. Con el calor, los alimentos se descomponen más rápido y, aunque no lo veamos, la comida en los puestos callejeros está llena de contaminantes como polvo, humo de coches y heces de animales.

    Claro que estas son actividades que, de forma personal, reducen el impacto de la contaminación en nuestra salud, pero debemos empezar a crear medidas en conjunto, como sociedad, que ayuden al medio ambiente y podamos vivir en lugares más limpios, para tener una mejor calidad de vida.

Categoria: