*

Aplican muerte asistida a la chimpancé Rebeca por cáncer epitelial

Enfoque Noticias
Ariel Sosa
  • Calimaya, Estado de México.- Rebeca, chimpancé hembra que vivía bajo cuidado humano en el Parque Ecológico Zacango, falleció luego de que el personal de veterinarios tomara la decisión de realizarle la eutanasia para eliminar el dolor que tenía debido a diversos padecimientos relacionados con su avanzada edad y el carcinoma que le aquejaba.

    Pese a los esfuerzos que realizó el equipo médico de este parque ecológico para salvar la vida de Rebeca, el chimpancé padecía un tipo de cáncer denominado carcinoma de células escamosas en la región perivulvar.

    Desde su llegada a Zacango se realizaron acciones para mejorar la vida de Rebeca, como su dieta especial donde se le ofrecían frutas, verduras, nueces, alimento concentrado y suplementos especializados y desde el año 2015 se instaló un nuevo sistema de calefacción permanente en la casa de noche; cabe señalar que el año pasado se construyó un nuevo dormitorio con el fin de brindarle mayor confort al grupo de chimpancés del Parque.

    Rebeca se integró al programa de Estimulación Conductual y Condicionamiento Operante con Refuerzo Positivo desde 2015, este programa había ofrecido a Rebeca alternativas de terapia ocupacional, búsqueda, locomoción, exploración, donde se fomentaron las experiencias positivas como juego, curiosidad, tranquilidad, compañía, afecto y recompensa, ayudando a mejorar la relación social con Judo y Cristina, los otros dos chimpancés del Parque.

    Se le sometió a tres intervenciones anteriores con fines de diagnóstico, una más en septiembre 2018 para reducción tumoral con la reconstrucción del defecto en piel y una última el 15 de mayo del año en curso para dar seguimiento.

    Tomando en cuenta que la expectativa de vida de un chimpancé bajo cuidado humano es de 50 años y en vida silvestre de 35 años y al tener un diagnóstico desfavorable y una condición corporal disminuida, el equipo de Bienestar Animal de Parque Ecológico Zacango redobló esfuerzos en su atención durante los últimos meses, pero su mejora sólo fue pasajera.
    La necropsia se realizó con base en el Protocolo de necropsia para grandes simios incluido en el apéndice G del Manual de cuidados de chimpancé de la Asociación de zoológicos y acuarios americana (AZA, por sus siglas en ingles) y en presencia del MVZ Raúl Cuauhtémoc Fajardo Muñoz, el cual cuenta con un Doctorado en Patología Clínica y Biología Celular de la Universidad de Montreal, Canadá, y es miembro titular de la Asociación Nacional de Patólogos, en donde se confirmó el diagnóstico de “Falla multiorgánica asociada a la edad avanzada y al carcinoma de células escamosas”.

    Los restos de Rebeca, siendo un ejemplar propiedad de la nación, serán puestos a disposición de la autoridad federal correspondiente para el fin que la institución decida.

     

Categoria: