*

Ante la devolución de migrantes de EU, afirma Sánchez Cordero que serán recibidos por razones humanitarias

Enfoque Noticias
Ricardo Trejo
  • La titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero aseguró que la mayoría de los migrantes que devuelva Estados Unidos, a partir de esta semana por la garita de Mexicali, cuentan con visa humanitaria expedida por México y no representarán un problema en materia de servicios para Baja California.

    Reconoció que pese a ser una decisión unilateral del gobierno de Donald Trump, nuestro país está en la capacidad de recibir a los centroamericanos donde deberán esperar la resolución de su solicitud de asilo.

    Sánchez Cordero reiteró que el gobierno siempre ha sostenido que la decisión de los Estados Unidos es unilateral y que nosotros por razones humanitarias estamos permitiéndoles la entrada a nuestro país.

    Ahora bien, la encargada de la política interior del país, subrayó que muchos de ellos traen visa humanitaria expedida por el estado mexicano, la gran mayoría de ellos traen la visa mexicana por razones humanitarias, entonces ellos tienen un estatus legal en nuestro país.

    Informó que a la fecha las autoridades norteamericanas han devuelto 157 migrantes que cruzaron por la frontera norte de forma ilegal.

    Sobre si su retorno a México de los migrantes representa una presión social para Baja California, la secretaria Sánchez Cordero dijo que existen suficientes espacios para que permanezcan los centroamericanos.

    Detalló qué hay una red de refugios muy importantes en la frontera que son de la sociedad y de agrupaciones de la sociedad civil, incluso hay algunos de iglesias que están en la frontera y tienen 50 años o más.

    Finalmente comentó que en Tijuana y Mexicali están muy organizados porque este fenómeno es constante, recordemos dijo los miles de haitianos que estuvieron ahí que fueron miles.

    La secretaría de gobernación fue entrevistada al término de la presentación del libro “Colores de Libertad” que relata la historia que vivieron Teresa González, Alberta Alcántara y Jacinta Francisco, indígenas acusadas por la PGR de secuestrar a tres elementos de la AFI durante un operativo en Querétaro en 2006.

     

     

Categoria: