*

Afirma Miguel Ángel Yunes que la guerra sucia ni lo dobla ni lo arruga

Sergio Perdomo, reportero
  • México.- Miguel Ángel Yunes, candidato del PAN-PRD al gobierno de Veracruz, dijo que está dispuesto a que cualquier autoridad revise sus declaraciones patrimoniales y verifique si sus propiedades y recursos corresponden a los ingresos que ha tenido.

    Luego de que se difundió una grabación en la que presuntamente discute con su hijo Omar Yunes una compra inmobiliaria por casi 58 millones de dólares en Nueva York, el panista dijo que la llamada es de hace más de 3 años y la filtración forma parte de una “guerra de lodo” en su contra.

    Señaló, Miguel Ángel Yunes que espera más filtraciones de este tipo y que no presentará ninguna denuncia por la difusión de la llamada telefónica con su hijo.

    En conferencia de prensa en la Cámara de Diputados, Yunes Linares señaló que ya explicó al líder del PRD, Agustín Basave, y al de su partido, que esa conversación es vieja y que en ningún momento se trató de una compra inmobiliaria, que de hecho el proyecto del que se habló ni siquiera se construyó.

    Agregó que la filtración de esta llamada es un acto desesperado del gobierno del estado, porque no llegue otro partido al gobierno de Veracruz, para impedir que se dé a conocer la corrupción en el manejo de los recursos, que asciende a más de 14 mil millones de pesos, de acuerdo a las denuncias penales que ha presentado la Auditoría Superior de la Federación ante la PGR y que incluye a 5 ex funcionarios del gobierno estatal, que hoy son diputados federales: Erick Lagos, Jorge Carballo, Adolfo Mota, Edgar Spinoso y Tarek Abdala.

    El panista, Miguel Ángel Yunes dijo al momento ninguna autoridad federal o estatal lo ha requerido para explicar ninguna de sus propiedades o cuentas, que son públicas desde que fue funcionario y ahora como candidato. 

     

Categoria: