*

05 de abril: Día Nacional del Cáncer de Pulmón

Enfoque Noticias
Agencias
  • México.- Hace dos años se designó el 5 de abril para celebrar el Día Nacional del Cáncer de Pulmón, para lograr que esto sucediera muchas historias y esfuerzos tuvieron que juntarse. Sin embargo, esta enfermedad aún tiene muchas batallas que vencer. De entrada carga con el estigma social, altos costos y diagnósticos tardíos, por lo que hoy se coloca como la primera causa de muerte por cáncer, incluso ya por encima del cáncer de mama, de acuerdo con su incidencia.

    El año pasado se diagnosticaron 3.7 millones de pacientes con cáncer de pulmón, de ellos fallecieron 1.7 millones. Esto demuestra la magnitud del problema.

    En nuestro país, 90% de los casos se detecta en etapas avanzadas y datos del 2018 de Globocan indican que 6,700 pacientes fallecieron por esta causa. Cada día 18 personas pierden la vida. En estadio IV de cuatro, las tasas de sobrevida a cinco años son muy bajas, de 10 pacientes que se diagnostican sólo 4 llegan a 5 años de sobrevida.

    “No nos abandonen. Somos muchos y queremos seguir viviendo”, dijo Liliana Flores Bracho, paciente con este padecimiento.

    “Son cifras crudas y necesarias”, aseguró, “pero escucharlo y vivirlo es muy diferente, los datos dicen cinco años, pero yo quiero vivir más”.

    Liliana tiene 39 años, fue diagnosticada a los 38, vive en la Ciudad de México, es ingeniera en sistemas computacionales y trabaja como gerente de proyectos, Tiene dos hijos y a su esposo. Se considera alegre, positiva, canta y baila, le gusta el cine, el teatro, andar en bici y sobretodo viajar.

    Contra todo lo esperado en una persona con esa descripción, es la primera en su familia directa que padece cáncer. Ella nunca fumó y se considera una mujer sana. “Después de una tos que no se quitaba, apareció un ganglio, vino una biopsia y llegó el diagnóstico”, explicó.

    “Fue devastador, no me lo esperaba, el diagnóstico fue ‘tu cáncer es muy avanzado. Hay metástasis en fase IV de cuatro’. Pero todo suma, cuatro meses después había disminuido el cáncer después de mi tratamiento, todo iba muy bien... En diciembre del 2018 apareció el cáncer en el cerebro. Ahora estoy en otro tratamiento y estoy luchando por calidad de vida, pero sobretodo, por tirar esas estadísticas que dan miedo”.

    Liliana hasta hoy se considera privilegiada, porque está atendida (por ahora su seguro cubre los gastos, 5 millones que se están agotando), pero fue contundente: “Hoy hablo por muchos más, porque tenemos que luchar por lograr acceso a los medicamentos y servicios para todos, el diagnóstico no es destino”.

Categoria: