*

Propone Gil Zuarth acabar con el mercado negro de las drogas

Adriana Pérez Cañedo
  • México.- En entrevista con Enfoque Roberto Gil Zuarth, presidente del Senado, dijo que la solución al problema de las drogas al que México ha apostado ha venido impuesta por un consenso internacional que trato de reducir el consumo de las drogas y la oferta de drogas a partir de prohibiciones y castigos penales, de perder la libertad, e incluso la vida en algunos países del sudeste asiático.

    En el mercado negro de las drogas, recordó, hay mucho dinero y una gran capacidad de captura de jóvenes que se vuelven sicarios o narcotraficantes, de corrupción institucional lo que se traduce en violencia, inseguridad, la captura de nuestra sociedad, comunidades, calles, plazas.

    Subrayó que ayer se voto en la ONU una resolución que cambia el tono de las conversaciones globales sobre el tema de las drogas, se paso de una conversación basada en prohibiciones, penas y castigos a otra basada en conceptos como libertad, responsabilidad, salud pública, derechos humanos, reducción de daños, proporcionalidad de la respuesta de los países, este cambio se traduce en que cada país puede decidir su política regulatoria, hay consenso en el sentido de no criminalizar a los consumidores y se reconoce que hay un binomio entre drogas y subdesarrollo económico.

    En la medida en que se generen oportunidades productivas de educación, empleo para la sociedad, será más fácil sacarlos de la espiral de violencia que significa el mercado negro de las drogas, explicó.

    En México, indicó, no solo hay que atender el problema del consumo, sino que también hay que resolver el modelo de vida de los narcotraficantes que se ve como un ejemplo, de movilidad social, lo cual es un drama, por ello hay que pensar en una política de prevención para evitar la captura de los jóvenes por los criminales.

    Con Estados Unidos consideró que el primer paso era levantar la camisa de fuerza que significaba  la determinación de la ONU de utilizar la política criminal, cárceles, armas, policías, para contener oferta y demanda. El principal mercado de consumo de drogas en el mundo, Estados Unidos, también está cambiando su política regulatoria y ya se encontró una decisión más justa, más racional, ms humana, insistió.

    Más allá de la discusión del tipo de sustancias el gran objetivo regulatorio debe  ser reducir el tamaño del mercado negro que sea menos apetitoso, menos grande, que sirva cada vez menos como forma de financiamiento de las bandas criminales. Hay que hacerlo más chico y tratamientos regulatorios para diferentes del tipo de drogas , no una política generalizada, a tabla rasa. 

Categoria: